Consultor, formador y conferenciante en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience

Experto en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience.

Un Museo of Arte útil como inspiración y reflexión sobre el marketing experiencial

Deja un comentario


Museo of Arte ÚTIL

Museo of Arte ÚTIL

Aunque pueda parecerte un montaje fotográfico, no lo es. Es una realidad fruto de la reflexión de unos artistas. Según la wikipedia un museo es una institución pública o privada, permanente, con o sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y su desarrollo, y abierta al público, que adquiere, conservainvestigacomunica y expone o exhibe, con propósitos de estudio, educación y deleite colecciones de arte, científicas, etc., siempre con un valor cultural, según el Consejo Internacional de Museos (ICOM).

Lo que más me llama la atención de la definición es que es una institución al servicio de la sociedad y que expone y comunica con el propósito de educar. Y me pregunto si los museos en la actualidad cumplen fielmente esta función: exponer y comunicar, abiertos al público para educar. 

No es la primera vez, ni será la última que haga referencia de algún proyecto de las industrias creativas y culturales en el contexto del marketing experiencial. Mi acercamiento y pasión por el arte y la cultura, me hace buscar conexiones entre ambas disciplinas.

De este modo, desde la perspectiva del marketing experiencial, están identificadas y cualificadas cuatro tipologías que conformarán dimensiones para desarrollar experiencias a nuestros clientes potenciales y actuales e igualmente nos sirve para aplicarlo a los visitantes de un Museo.

1.- El grado de participación del cliente (eje horizontal). Esta variable puede tomar dos valores: participación activa, cuando el individuo se convierte en un elemento clave del desarrollo y creación de su propia experiencia, y participación pasiva del cliente, en la cual el grado de protagonismo de éste en el desarrollo de dicha experiencia no es determinante para el éxito o el buen desempeño de la misma.

 2.- El grado de conexión o relación del cliente con el entorno de la actividad o evento (eje vertical).

Aquí se diferencian dos grados de conexión:

.- De absorción, en el que la persona evalúa mentalmente la experiencia que disfruta.

.- De inmersión, donde el sujeto participa de un modo directo en la propia experiencia, ya sea de un modo físico o virtual, en el desarrollo de la actividad.

Una experiencia educativa: implica la participación activa del sujeto y un cierta absorción involucrando a su mente, sintiéndose, de este modo, atraído por el deseo de aprender y ampliar sus conocimientos. Exige la participación activa del sujeto con el fin de aumentar sus conocimientos o habilidades.

Por ello un Museo busca exponer y comunicar con una conexión educativa con sus visitantes y audiencia. Pero la realidad dista mucho de los fines que se detallan en la definición. La mayoría de los museos u exposiciones son meros contenedores de “obras” donde no hay una verdadera experiencia educativa. Claro que hay ejemplos y los departamentos de educación de algunos museos están trabajando desde hace tiempo para convertir la experiencia de visitar un museo en muy educativa.

BENEFICIAR a la sociedad en general. 

Por ello traigo un ejemplo que me ha parecido muy interesante y conectado con la reflexión de este post. Se trata del Museo del arte útil.  Ya de entrada el nombre nos deja algo perplejos ante la pregunta si el arte puede ser útil. Pero lo curioso en que el enfoque es una utilidad para y por la sociedad.

El Museo de Arte Útil es el resultado de décadas de investigación de Tania Bruguera, artista cubana, sobre un concepto que hace hincapié en la eficacia y la ejecución a través de la representación, con ejemplos históricos y contemporáneos de líneas alternativas en la práctica del arte socialmente informado.

Bruguera señala que

“Arte Útil va más allá de un formato proposicional, en uno que activamente crea, desarrolla e implementa nuevas funcionalidades para beneficiar a la sociedad en general”.

Y es aquí donde rompe esquemas con la definición tradicional de Museo: crea, desarrolla e implementa nuevas funcionalidades para BENEFICIAR a la sociedad en general. En definitiva un Museo donde se haga tangible que un mundo mejor es posible a través de un arte útil para la sociedad y alejado de lo meramente contemplativo. 

El manifiesto de este museo también deja claro que su planteamiento dista mucho del lo tradicional:

  • 1 – Proponer nuevos usos para el arte en la sociedad
  • 2 – Desafiar en los campo en el que opera (cívico, legislativo, pedagógico, científico, económico, etc)
  • 3 – Ser ‘temporización específica “, en respuesta a las urgencias actuales
  • 4 -Ser muy práctico y funcional en situaciones reales
  • 5 – Reemplazar autores con iniciadores y espectadores con los usuarios
  • 6 – Tener resultados beneficiosos y prácticos para sus usuarios
  • 7 – Perseguir  la sostenibilidad, mientras que la adaptación a las condiciones cambiantes
  • 8 – Re-establecer la estética como un sistema de transformación. 

Está claro que la dimensión experiencial educativa se pone en valor en este museo. Y quizás el marketing experiencial debería profundizar también en conseguir que cualquier experiencia que se traslade a los clientes actuales y potenciales, además de ser educativa, sea práctica y beneficiosa para los consumidores y en general para la sociedad. Pero esto es otra historia y quizás la trate en otro post.

UN MUSEO PARA VISITANTES ACTIVOS 

El museo de arte útil trae ahora una exposición llamada Activating the Museum of Arte Útil Eindhoven y que tuvo su origen en el museo Queens de New York. Un laboratorio en el que se desarrollaron herramientas artísticas para enfrentarse como ellos llaman a la vidriosa realidad de nuestro tiempo. Las diferentes iniciativas fueron alumbradas por artistas, agentes, activistas y público en general y conformaron a través de debates en foros on line un conjunto de propuestas de carácter tangible e intangible con una orientación útil. Ahora en Eindhoven se hacen físicas y lo que es más importante se invita a los visitantes a hacer uso de ellas.

Museo del arte útil

Museo del arte útil

Cuatro artistas a través de la Acción cultural Española colaboran con propuestas con el Van Abbemuseum, a través de su programa de movilidad, apoyando la participación en la exposición de los artistas españoles Nuria Güell, Santi Cirugeda, Memetro y Lara Almarcegui.

Pero la que más me ha llamado la atención es la del artista italiano Lucca Puzzi bajo la invitación “do it yourselfl” ofrece una guía de viaje nada convencional titulada Lonely, como las famosas guías Lonely Planet. Pero lo que ofrece el artista no es un guía de viaje convencional para turistas convencionales. Más bien busca turista atrevidos y nada convencionales que quieran visitar la región de Umbria en Italia famosa por tener un puente con un alto índice de suicidios. Es un guía para turistas solitarios en plena decadencia de su vida y que como dice el artista busquen un último viaje de sus vidas. Luego ofrece la posibilidad de gestionar de manera póstuma toda nuestra vida virtual en las redes sociales a través del proyecto una vida eterna con la web www.vivireternamente.org 

Hay otras propuestas como por ejemplo “A legal” y su proyecto “Ayuda humanitaria” de la artista catalana Nuria  Güell que ofrece a varones cubanos que la seduzcan a través de una carta de amor para casarse con ella y así poder obtener la nacionalidad española.

No dejan de ser proyecto valientes y útiles para visitantes activos y con un rol participativo.

UN MARKETING EXPERIENCIAL QUE BUSQUE VIVENCIAS Y EXPERIENCIAS PARTICIPATIVAS, EDUCATIVAS Y POR SUPUESTO SOCIALMENTE ÚTILES. 

El marketing experiencial es un enfoque donde la experiencia se pone en valor en el contexto del producto y necesite una reflexión sobre cómo y por qué deben además de ser participativas y educativas, tener una rol de utilidad y social. Hay muchas marcas que hacen aproximaciones e intentos de que sus acciones conecten con público que demanda iniciativas sociales.

No sé si será un reto para el marketing o para los profesionales del marketing y la comunicación. Para mi es algo a reflexionar e interiorizar, por ello traigo aquí proyectos que están muy relacionados con el arte y la cultura. Y no en vano más de una ocasión he afirmado que tanto el arte como la cultura en general son y deben ser verdaderas proveedoras naturales de experiencias o como yo llamo al concepto Arteting.

Y haciendo un esfuerzo e inspirado en su manifiesto, aquí dejo uno adaptado al  marketing experiencial. Solo es un reflexión pero que creo para mi es una forma de salir de nuestra zona cómoda.

  • Proponer nuevos usos para el marketing experiencial: 
  • 1 – Desafiar el campo en el que opera el marketing experiencial 
  • 3 – Ser canalizador de respuestas a las urgencias actuales en comunicación social
  • 4 – Ser muy práctico y funcional en situaciones reales de los consumidores
  • 5 – Tener resultados beneficiosos y prácticos para los consumidores
  • 7 – Perseguir  la sostenibilidad de las acciones 
  • 8 – Restablecer la estética como un sistema que se pueda aplicar al marketing experiencial 

Si consideras algún punto más compártelo e igualmente si conoces algún ejemplo, me gustaría que lo compartieras.

 

 

Anuncios

Autor: José Cantero Gómez

Consultor, formador y conferenciante internacional en marketing experiencial, emocional y contenidos. A las marcas no solo hay que verlas o escucharlas, hay que experimentarlas de forma memorable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s