Consultor, formador y conferenciante en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience

Experto en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience.


Deja un comentario

Todas las marcas quieren “contar” historias, pero no todas tienen la “mirada” para hacerlo

 

El OjO de la cerradura

El OjO de la cerradura

“Todo el mundo tiene cámara de fotos, pero no todo el mundo tiene mirada”

Con esta frase, ciertamente lapidaria, comienza el prólogo del libro de Juan José Millás, EL ojo de la cerradura.  El libro recoge los textos publicados a lo largo del mes de agosto de 2006 en ‘El País’. 31 instantáneas aparecidas en el diario durante los meses anteriores, se convierten en la excusa inicial para los 31 artículos a modo de micro-relatos excepcionales que componen el libro. Un interesante cuadro a modo de collage fotoperiodístico formado por 31 pinceladas muy emocionales, breves y afiladas de la actualidad política y social de nuestros país de hace 10 años.

Como destaca Millás, no todos tenemos la mirada precisa para descubrir las luces o las sombras para dar con el punto de vista preciso y así convertir cada instantánea en una mirada única y auténtica.

De cada nacimiento, de cada catástrofe, de cada cumpleaños, hay cientos de testimonios gráficos, pero al final sólo uno de ellos, con suerte, es elegido como icono de una época, de un suceso, de un espectáculo. ¿Por qué? Porque entre todos los fotógrafos espontáneos sólo uno supo mirar, sólo uno supo fotografiar las luces o las sombras, sólo uno acertó con el «emplazamiento de cámara», con el punto de vista.

Intimidad fotográfica y autenticidad en los textos. 

Según comenta el autor, las imágenes escogidas, no han sido seleccionadas por su importancia mediática ni por su carácter extremadamente noticioso. El nexo común que las une es la sensación de que, pese a ser trabajos profesionales e informativos, desprenden una esencia entrañablemente doméstica.

La desoladora e íntima fotografía de la portada, tomada por Santi Burgos, es el ejemplo más evidente. El objetivo de la cámara consigue convertir al espectador en una suerte de “voyeur”, incómodo ante la soledad de una anciana que aparece sentada en un cuarto de estar con olor a ganchillo y tristeza.

Juan José Millás El ojo de la cerradura

Juan José Millás El ojo de la cerradura

‘El ojo de la cerradura’ es una interesante selección de miradas fotográficas acompañadas por la peculiar y acertada interpretación a modo de microrelato de unos de los mejores escritores de la actualidad, además de un gran cronista contemporáneo y minucioso observador de la acelerada actualidad.

Todas las marcas quieren contar historias y emocionar a través del marketing experiencial, pero no todas tienen la mirada para hacerlo

Su frase me ha inspirado para reflexionar sobre el contexto actual de las marcas, por la apuesta comunicativa de “contar y relatar historias” que ayuden a emocionar y contextualizar el consumo de su producto, mejorar la gestión de la experiencia de cliente  a través del marketing experiencial; que considero, el brazo creativo de la gestión de la experiencia de cliente.

El debate hoy en día está situado en diversos ángulos, que cada profesional defiende conforme a su experiencia y formación.

Hay miradas y perspectivas en comunicación que apuestan por el branded content como estrategia no intrusiva, para que el consumidor considere el contenido entretenido e informativo, con el objetivo de que nos elija en el futuro. Hay otras miradas hacia el neuromarketing; otras hacia que la mayoría de las decisiones de compra son emocionales y para ello debemos gestionarlas y medirlas. Otras apuntan hacia el universo de las redes social y la transformación digital. Y otras hacia la publicidad tradicional y que los medios seguirán teniendo su relevancia.

Pero todas ellas, al final se valen de un relato o storytelling como palanca que nos sirva de enganche emocional. Parafraseando a Millás, todas las marcas disponen de medios o “cámaras de fotos” para retratar y enfocar para llegar al consumidor; pero son pocas las que tienen el suficiente enfoque y mirada, (historias o relatos) para conectar de manera auténtica y vislumbrar las luces o las sombras y  ofrecer el «emplazamiento de cámara», con el punto de vista de vista preciso para seducir y enamorar al consumidor. 

Dos miradas diferentes: #Mediterraneamente al #Madrileañamente

Me voy a valer de dos ejemplo muy actuales para seguir con la reflexión. No pretende ser un tratado para defender posturas, sino más bien, entender a las marcas en el contexto actual y sobre todo al consumidor.

Como es tradicional, llegado el verano las marcas de cervezas apuestan por nuevas estrategias de comunicación. Y desde hace unos años, dos marcas como Estrella Dam y Mahou hacen su apuesta comunicativa en uno de los periodos de ventas más importantes.

#Mediterraneamente:

La campaña publicitaria de Estrella Damm, lleva años asociando el Mediterráneo con la marca de cerveza. Creo que el primer spot ha sido el mejor y el que marcó un hito por su historia comunicativa, amenizado por una pegadiza banda sonora: la canción Summercat (Tonight, Tonight) de la banda sueca Billie The Vision And The Dancers. Todo ello ambientado en Formentera, proyectando su sobresaliente estilo y calidad de vida.

La última apuesta es  “Las Pequeñas Cosas”, está protagonizado por el actor francés Jean Reno que sucumbe a la presión del rodaje de una de sus películas. Mientras, Laia Costa trata de poner el punto de equilibrio enseñándole a disfrutar de las pequeñas cosas que puede ofrecerles Mallorca. De este modo gastronomía, música y escenarios paradisíacos, esta vez de la costa mallorquina, vuelven a inspirar la publicidad estival de la marca cervecera.

Una mirada al estilo de vida mediterráneo y una historia que ciertamente engancha.

#Madrileañamente y al estilo de #miMahoupendiente

Mahou sin embargo pone la mirada en otro frente y enfoque creativo y recurre como en anteriores ocasiones a prescriptores famosos, está centrada en esas cervezas que tienen pendientes los protagonistas con el objetivo de recordarnos “esas cañas” que todavía tenemos pendientes, asociado al estilo de vida urbano y que ante algo cotidiano, tenemos que hacer una pausa y recordar que en la vida hay que hacer pausas y rememorar momentos con amigos.

La campaña hace una apuesta digital y han creado un mapa donde se recopila las fotos y tweets de aquellos que tenían cervezas pendientes con amigos, familia o conocidos y ya las están disfrutando

http://www.mahou.es/mapa-mimahoupendiente/

Mediterráneamente versus Madrileañamente: dos miradas diferentes dos experiencias diferentes 

Curiosamente los dos spots acaban de la misma manera pero con miradas muy diferentes. Los dos con un brindis, pero con resolución finales distintas: Mahou apuesta por que sus personajes resuelvan la historia porque “tenían” un brindis pendiente y así la experiencia memorable del reencuentro y de vivir el momento intensamente brindando.

Estrella Dam, en cambio lo resuelve con la experiencia de recordar y añorar de que lo mejor de la vida está por llegar y en saber disfrutar de las pequeñas cosas. A veces. Y deja el interrogante, como trasladando que cada uno debe buscar en su interior.  Y perdón por la licencia de lo de “madrileañamente” pero creo que también expresa un estilo de vida peculiar. 

 

Mediterraneamente versus Madrileañamente

Mediterraneamente versus Madrileañamente

Storytelling entendido de diferente forma

  • 1.- Las dos marcas han apostado por crear una historia; no cabe duda que Estrella Damm impreme un formato más cinematográfico que le aporta algo más de expectativa e intensidad. En cambio Mahou nos aporta una mirada más local y cercana con los personajes conocidos.
  • 2.- Las dos marcas apuestan por un intensa música que acompaña al spot, imprescindible en cualquier buena historia. 
  • 3.- Las dos marcas apuestan por un tono de diversión, alegría, nostalgia, positivismo; representado por grupos de amigos en el caso de Mahou y de dos desconocidos con el caso de Estrella Damm. Pero los dos reivindican en cierto sentido lo mismo: la añoranza y la nostalgía de que debes reencontrarte con amigos o familia o de recordar que los pequeños momentos son los importantes en al vida. Referencias al pasado, lugar habitual de buenos recuerdos para generar experiencias.

En fin, solo es una reflexión y aprendizaje. Creo que las dos marcas aportan una mirada distinta, con medios similares y no sé con qué resultados de ventas, que por otro lado es lo que interesa. Pero esa no es la cuestión. La reflexión vendría más bien por la frase lapidaria de Millás que me ha servido de inspiración. Aquí amigo lector de este blog te dejo la reflexión y mi humilde opinión. Tuya ahora es también la reflexión.

Y recuerda que: todas las marcas quieren contar historias, pero no todas tienen la mirada para hacerlo. Y tampoco te olvides de recordar que las cosas pequeñas son las que importan en la vida y que si tienes cañas pendientes con alguien, ya estás tardando. Así que ya sabes, quizás la historia es lo de menos, lo importante es dónde, cómo y a qué persona pongas la mirada.

Salud.


1 comentario

Regreso al pasado o cómo la nostalgia activa emociones.

Christian Carollo es un viajero del tiempo

Christian Carollo es un viajero del tiempo

La nostalgia y el recuerdo como palanca emocional del marketing experiencial 

Hace unas semanas topé con una historia realmente inspiradora relacionada con el marketing y el turismo experiencial. El titular era el siguiente:

“Un nieto recrea el viaje de su abuelo y hace las mismas fotografías”

Es la historia de Christian Carollo, es un viajero del tiempo. Hace tres años este fotógrafo de Filadelfia encontró una caja que le pertenecía a su abuelo. En ella había fotografías de la costa de Oregon, lugar que tenía planeado visitar la semana siguiente.

“Me pregunté: ¿qué pasaría si hiciera las mismas fotografías que mi abuelo tomó hace 30 años?, ha escrito Carollo en su blog.

Desde entonces Carollo no ha parado. Ha estado viajando por Estados Unidos tomando las mismas fotografías que su abuelo hizo en 1970 y 1980. El recorrido ha incluido hasta ahora desde Parques Nacionales en Carolina hasta pueblos en la Costa Este.

Para saber exactamente donde detenerse ha utilizado los diarios de viaje perfectamente detallados de su abuela. Es, sin duda, una aventura fascinante y llena de amor.

Por supuesto, algunos lugares son ahora completamente diferentes que hace 30 años. Pero, sorprendentemente, algunos siguen siendo idénticos.

Un insight como palanca emocional para el marketing y el turismo experiencial:  

Realmente reflexionando sobre el sorprendente caso de Carollo, creo que encontró un verdadero motivo para iniciar su viaje. O más bien, podríamos decir en el contexto del marketing, un insight. Una de las definiciones que más me gustan de insight es la detallada por Mohabir Sawney, experto en innovación empresarial:

 Es una comprensión fresca y no todavía obvia de las creencias, valores, hábitos, deseos, motivos, emociones o necesidades del cliente, que puede convertirse en base para una ventaja competitiva”. Mohabir Sawney.

La nostalgia efectivamente puede ser un conector emocional para atraer la atención de nuestro consumidor actual o potencial y lo que creo más importante, una verdadera palanca emocional para conectar con él en diversos contextos o escenarios experienciales de ventas.

Para Carollo el recurso y atractivo turístico ha sido viajar a los mismo lugares que lo hicieron sus abuelos, fotografiarlos para ver cómo han cambiado; y lo más importante, compartirlo en un blog su experiencia de viaje. De esta manera creo que si no hay atractivo turístico no hay turismo; pero si no hay aprendizaje, emoción, experiencia y enriquecimiento…no hay .

Así el protagonista de nuestra historia, añoraba viajar a los atractivos turísticos y ver con sus propios ojos lo que vio su abuelo: una palanca emocional que activó una motivación oculta que afloró cuando se topó con la fotografías.

La nostalgia hecha producto editorial: 

NO SOMOS NOSTÁLGICOS, MÁS QUE NADA PORQUE NO HAY NOSTALGIAS COMO LAS DE ANTES

El libro Yo fui a la EGB es un claro ejemplo de cómo la nostalgia actúa como palanca emocional. Un novedad editorial que celebra el gran fenómeno de internet de los últimos años: un recorrido nostálgico por los usos, las costumbres, las marcas, los programas, las canciones, la comida…, de una época que marcó a varias generaciones de españoles.

Yo soy de la generación que fue a la EGB y he comprado el libro por la añoranza de volver a recordar ciertos hitos de nuestra infancia. Poder volver a recordar instantes perdidos en la memoria, que son de vuelta activados leyendo y viendo las ilustraciones.

Yo aprendí los ríos y las cordilleras mientras mordisqueabas una goma Milán; mi tu primera lágrima fue porque Marco no encontraba a su madre, el primer polo que me comí fue un Frigodedo, no hay duda de que YO también fui a la EGB. Los pitufos, Naranjito, Parchís, ET, las chapas, el Seiscientos, Orzowei, los minerales, los gusanos de seda, los Rotring, la Teleindiscreta, la abeja Maya, los lagartos de V, la Botilde, The Final Countdown…todos recuerdos que rememorar.

Todos los que fuimos a EGB sabemos que hay mil historias que contar, y estamos deseando retroceder en el tiempo para recordarlas todas en un libro totalmente ilustrado y escrito por los autores del exitoso blog Yo fui a EGB.

 

Yo definitivamente fui a la EGB

Yo definitivamente fui a la EGB

 

Facebook sabe que la nostalgia activa emociones. 

Una gran iniciativa de la red social que entiende que para mantener el engagement con sus usuarios debe activar la palanca emocional de la añoranza y periódicamente te recuerda momentos vividos en el pasado. Pero lo mejor es que puedes configurar qué es lo que realmente quieres recordar.

Por ello son conscientes que “tus recuerdos te pertenecen”, por lo que te da el control de cuáles quieres ves en “Un día como hoy”. Entre los recuerdos se incluyen tus publicaciones y las de otras personas en las que se te ha etiquetado, los acontecimientos importantes de tu vida y el día en que te hiciste amigo(a) de alguien en Facebook. Utiliza estos filtros para asegurarte de que te mostramos recuerdos en “Un día como hoy” de una forma que te resulte significativa.

Realmente me parece innovador este aspecto que te ofrece la red social. Y sin ir más lejos hoy me recuerda algo que me gratifica y me activa emociones positivas. Ni más ni menos me recuerda la sesión que ofrecí a los alumnos del master en dirección de marketing para las industrias creativas.

Y es que “re-cordar” es volver a pasar por el corazón algo que alguna vez estuvo allí, y cuando algo toca el corazón despierta un sentimiento.

Facebook te recuerda los momentos del pasado

Facebook te recuerda los momentos del pasado

 

La nostalgia (del griego clásico νόστος «regreso» y ἄλγος «dolor») es descrita como un sentimiento de anhelo por un momento, situación o acontecimiento pasado. En el siglo XVII, el médico Johannes Hofer inventó la nostalgia, como palabra y como concepto, para describir la condición –pensamientos sobre el hogar, melancolía, insomnio– que afligía a los mercenarios suizos que luchaban lejos de su país. Poco a poco, la nostalgia pasó a definir un sentir colectivo, y desde la segunda mitad del siglo XX, los nostálgicos echaban de menos, en gran medida, más que un país, la cultura pop de otra época.

Sea como fuere, creo que lo importante es que las marcas sean conscientes que innovar en marketing también supone utilizar ciertos mecanismos humanos que nos activan emociones y las emociones logran vinculación con las marcas, siempre que sea de manera auténtica y no intrusiva.

 ¿Cómo incorporar la nostalgia a mi estrategia de marketing? 

  1. La clave siempre estará en el contexto donde vamos a hacer revivir un vínculo emocional. No se trata de crear cualquier  vínculo, sino de revivirlo. La clave es identificar y cualificar bien en qué momento y a través de qué medio.
  2. Rememorar por remorar no tiene sentido. Recuerda que habrá ocasiones que puedas activar recuerdos no deseados. Aquí la solución parece estar en gestionar los recuerdos. la estética antigua.
  3. Sé cuidadoso y respeta el legado para que tu estrategia sea bien percibida.
  4. Incorpora algo de sorpresa e intriga. Hibrida y añade algo nuevo.
  5. Sé creativo, quizás la nostalgia conecta con las emociones, pero no te olvides de gestionar el futuro: es cuestión de imaginación. También imaginar el futuro o ayudar a imaginarlo puede ser una buena palanca emocional

Así que ya sabes, recuerdas cuando no había móviles, internet, redes sociales…la vida era más simple. O NO.

 

Nostalgia

Nostalgia

 

 


Deja un comentario

La personalización como conexión emocional: personaliza que algo queda

Personalización en marketing

Personalización en marketing. Foto Pixabay 

La personalización como herramienta de marketing emocional y experiencial

No voy a descubrir la personalización como una de las herramientas de marketing que podríamos llamar transversales a muchas marcas. Hoy en día la tecnología hace que la personalización sea un “commodity”, en el sentido que no aporta una verdadera diferenciación. Muchas marcas han apostado por está técnica con mejores o peores resultados.

La personalización de productos está vinculada a acciones promocionales para el incremento de ventas a corto plazo. No voy a detallar ejemplos de importantes marcas, que seguro se te vienen a la cabeza.

Me quedo con la definición de personalizar: como la facultad de dar carácter personal a algo.

1. tr. Dar carácter personal a algo.
2. tr. Hacer mención de una persona concreta en lo que se dice o escribe.
3. tr. Gram. Usar como personales algunos verbos que generalmente son impersonales; p. ej., hasta que Dios amanezca o anochecimos en Alcalá

Y es aquí, donde viene mi reflexión en el contexto del marketing experiencial y emocional, ya que realmente de lo que se trata es dar un carácter personal emocional al producto o servicio que vamos a personalizar. No cabe duda que cuando las marcas apuestan por este tipo de acciones buscan un incremento de ventas. Pero, creo realmente que debería utilizarse como herramienta estratégica para conseguir una conexión más emocional y menos promocional con nuestros clientes actuales y potenciales.

El marketing experiencial, como proceso estratégico dota de nuevas dimensiones experienciales al producto o servicio enriqueciéndolo con nuevas atributos y beneficios a través de palancas emocionales con el objetivo diferenciarse de la competencia y aumentar las ventas.

En el caso de la personalización, aporta una nueva palanca emocional como es el sentido de pertenencia y su uso por parte de las marcas por intentar conectar de manera más emocional no es nada nuevo. Los consumidores como seres humanos, tenemos la necesidad de sentirnos de alguna manera únicos, inigualables o irrepetibles o exclusivos. Y el acto de la compra de un producto nos proporciona una imagen idealizada de nosotros y a través de la personalización y este sentido de la pertenencia, nos hace de alguna manera sentirnos único porque ver tu nombre en el producto conecta emocionalmente.

La personalización emocional como palanca emocional

Uno de los mejores ejemplos en la utilización de la personalización como herramienta de marketing emocional, fue el desarrollado por Santiago Rodríguez, uno de los mejores creativos en marketing directo y que fue profesor mío en el Diplomado en Marketing directo y relacional que cursé en ICEMD_ESIC allá por el año 2000.

Para lanzar su libro, utilizó una estrategia realmente brillante, combinando dos acciones que él describe en su libro. Por un lado destaca, que como seres humanos respondemos a una serie de mecanismos psicológicos que actúan de manera automática en la manera como percibimos la realidad y, por ello, cómo la analizamos y actuamos en consecuencia. Estos mecanismos son utilizados por el marketing y ahora puestos en valor y refrendados por el neuromarketing.

Primero: valoración irracional de la escasez

Uno de estos mecanismo que él describe en su libro y que utilizó para el lanzamiento de su novedad editorial, fue la valoración irracional de la escasez que en algunas circunstancias los humanos padecemos. Como comenta:

“Si todo lo valioso es escaso, haciendo escaso lo que ofrezco, conseguiré que sea más valorado”

“Desde siempre se ha relacionado lo valioso con lo escaso, los metales preciosos, las buenas obras de arte, etc. Basándonos en esta creencia, ¿cómo podemos utilizarla en marketing directo para ser mas efectivos? ¿Todos conocemos la frase de quien vende la lotería y siempre está ofreciendo el último numero verdad?

Pues utilizando ese mecanismo, de una manera un tanto más sofisticada podemos hacer que nuestro producto o servicio parezca más valioso por la escasez percibida.

Esto es lo que se hace cuando se sacan partidas limitadas de existencias, o se les agrega un numero identificativos y único de cada una de las unidades. Tendemos a creer que una serie numerada es más exclusiva que una que no lo es.

¿Por qué? Porque valoramos irracionalmente la escasez como un valor agregado positivo al producto.

El “ cuidado que te quedas sin algo!” hace inmediatamente elevar su valor, uno de los casos mas famosos fue cuando se anunció que se retiraría la versión tradicional por otra nueva de Coca Cola y la gente masivamente compró el producto. Finalmente hubo que relanzar al mercado el sabor tradicional, el que ya estaba cayendo en desuso antes de su “escasez”

Segundo: la personalización del libro a través de la numeración y edición limitada:

Pues precisamente, eso es lo que hizo, hacer escaso y limitado su libro. Para ello lanzó una primera edición limitada, con la premisa de que si no te das prisa, lo único que te garantizamos de este libro son las tapas. Y realizó un encarte en las principales, revistas de marketing del sector, allá por el año 1998. Y claro, yo vi la oferta y me apresuré a reservar y comprar el libro.

Semanas después recibí el libro con la primera edición limitada y con la contraportada personalizada con el número 947. Así que yo soy titular y propietario del número 947 de la primera edición. Y así me siento de alguna manera único y exclusivo. 

Una estrategia brillante de venta que combina personalización de un producto de gran consumo cultural más la valoración irracional de la escasez, que hizo deseable, escaso y exclusivo su primera edición.

Libro Santiago Rodríguez Marketing directo creatividad

Detallé del encarte del Libro Santiago Rodríguez Marketing directo creatividad

Santiago Rodríguez Marketing directo

Santiago Rodríguez Marketing directo

Otro ejemplo que he descubierto en internet 

La editorial Trama que acaban de editar un libro, Giacomo Leopardi, Diálogo entre la Moda y la Muerte, en el que se había personalizado la cubierta, distinta para cada ejemplar. La diseñadora, Fátima de Burnay, una diseñadora de amplio registro y personalidad bohemia, había pintado, con unos rotuladores especiales uno a uno los 1500 ejemplares de la tirada, a partir de una cubierta original que se imprimió a offset, de manera que cada ejemplar es un objeto único.

Aunque creo que, la personalización emocional hubiera sido más enriquecedora si se hubiera personalizado con el nombre de cada comprador del libro.

Libros personalizado con el nombre

Libros personalizado con el nombre

Otro ejemplo es la posibilidad de comprar el libro con firmado a través del El Corte Inglés, sin tener que esperar colas para que te lo firme el escritor. Es verdad que pierde el instante emocional de contacto con el escritor, pero lo tienes de su puño y letra, eso sí, sin tu nombre.

 

Libro firmado

Libro firmado

 

La personalización de un producto como una mochila

Un ejemplo donde la tecnología puede convertir un producto de gran consumo en algo personalizado y con un atributo nuevo, es el nuevo servicio ofrecido por la marca Colombiana, Totto bajo la propuesta de valor;

 “Tú eres único y ahora ¡tu mochila también!

Se acabó lo de encontrarse a otro compañero de clase con la misma mochila que tú. Ahora puedes reflejar tu personalidad en este accesorio que te acompaña día tras día. ¿Quieres saber cómo se diseña paso a paso? ¡Pues vamos allá!

Encontrarás su laboratorio Totto Lab en el Sótano 1 de El Corte Inglés de Sanchinarro. En un producto de tan poca diferenciación se hace crítico tener un branding que aporte valor y gestionar la experiencia de forma memorable y la posibilidad de personalizar tu mochila para hacerla única es un camino estratégico brillante, es lo que realmente creo. Quedaría avanzar en cómo la marca es capaz de conectar con las emociones después de que el cliente ha adquirido el producto y aquí juega un papel fundamental el marketing experiencial, como el brazo creativo de la experiencia del cliente. 

La personalización como herramienta de gestión de la experiencia del cliente

Pero la personalización viene igualmente marcada por ofrecer una experiencia de cliente que puede convertirse en una ventaja competitiva. En el mercado de automóviles, se están desarrollando iniciativas que evitan la visita física al concesionario en las etapas de consideración del producto.

Con motivo del lanzamiento del Seat Ateca, el primer SUV de la firma de Martorell, Seat ha presentado su Live Store, un showroom virtual con el que ofrecer a sus clientes una nueva y diferente experiencia para la elección de su coche. En concreto, Seat Live Store  consiste en una visita guiada virtual a un concesionario, donde el usuario tiene la posibilidad de ver y conocer de forma personalizada de la gama, en cualquier momento y desde cualquier lugar.

De esta manera la personalización no solo es de producto, también se está personalizando y gestionando la experiencia de compra del producto. 

Con este innovador sistema de comunicación online, la firma hispanogermana lleva la experiencia de usuario a una nueva dimensión digital para facilitar al cliente la elección del coche. Este proyecto forma parte de la transformación digital en la que está inmersa la compañía. Durante la “visita”, un asesor comercial de la marca presente en el showroom muestra al usuario el interior y exterior de los coches, sin que el potencial cliente tenga que levantarse de su asiento.

Por medio de 12 cámaras fijas y cuatro móviles, el asesor le muestra al cliente todos los detalles del vehículo que desea ver el coche y la exposición. Al mismo tiempo, responde aquellas dudas del cliente relativas a equipamiento, tecnología y diseño del Ateca pero también del León y el Ibiza, modelos disponibles a través de esta plataforma.

 

Te mostramos tu seat en tiempo real

Te mostramos tu seat en tiempo real

 

La personalización ensancha el mercado

No cabe duda que ofrecer la posibilidad de personalizar tu producto o servicio ofrece nuevas posibilidades de compra a clientes que no consideren tu producto para auto-consumo y sí para regalo.  Aquí las posibilidades son infinitas. Pero quiero destacar las alternativas solidarias que ofrecen las ONGS. Y quiero destacar el caso de Unicef que ofrece ésta posibilidad a través de su concepto de regalo azul. 

Como detallan: por un lado, elige el producto que quieres enviar a los niños que más lo necesitan: mantas, vacunas, lápices… Y por otro, llegas al corazón de la persona que quieras enviándole una divertida tarjeta donde le cuentas el regalo que has hecho en su nombre.

El cumpleaños de una madre, tu boda, la comunión de un hijo, la navidad, o dar las gracias a un amigo son buenos momentos para hacer de este regalo un momento inolvidable.

En resumen algunas recomendaciones y reflexiones. 

1.- La personalización en sí misma aporta un valor: pero es necesario avanzar de la perspectiva de la acción promocional a buscar una verdadera conexión emocional.
2.- Es el contexto de la personalización lo que ofrecerá pistas de cómo y cuándo personalizar un producto o servicio para ofrecer una nueva y mejor experiencia.
3.- Personalizar es dotar de una nueva palanca emocional a tu producto o servicio y el camino para encontrar la adecuada es una mezcla de creatividad y pensamiento lateral.
4.- La personalización ofrece la posibilidad de identificar y cualificar al cliente y es una información cualitativa a considerar para futuras acciones de fidelización.
5.- Dale el control de la acción a los clientes: con productos y servicios personalizados estás aportando valor y una nueva experiencia enriquecida a través de darle el control del diseño del producto al cliente.
6.- Con la personalización humanizamos el producto: no cabe duda que imprimir sello al producto con tu nombre o cualquier aspecto de personalización, hace que se humanice el producto.
7.- El valor percibido: no cabe duda que la personalización ofrece y potencia el valor percibido, que es mayor que el real y es un factor de decisión para incrementar el precio.
8.- La personalización ofrece posibilidades nuevas para el producto o servicio ya que aporta un atributo más como es la compra para regalo: quíen no ha comprado alguna vez algo personalizado para regalar.
9.- La personalización ofrece vender en nuevo contexto diferente: pero hay que ser creativos y apostar por la conexión emocional.

10. Como resumen final: lo que siempre defiendo: gestiona lo básico, crea valor y no te olvides de sorprender al cliente como factor de construcción de fidelización y de conexión con las emociones y sensaciones de nuestros clientes. Y la personalización es un camino.

Así que ya sabes, personaliza que algo queda.