Consultor, formador y conferenciante en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience

Experto en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience.

El viajero de 2030 reinterpretará el destino turístico

Deja un comentario


Jose Cantero en Bogotá

Reinterpretar un destino activando experiencias de marca

Hace unos días participaba en un Congreso de Turismo de termalismo y spa en Colombia y mi ponencia trataba de explicar la importancia de construir relaciones con nuestros clientes  para conseguir fidelización y uno de los congresistas me preguntaba cómo activar experiencias de marca en el entorno a un destino turístico que quiere posicionarse en bienestar y wellness.

Yo le argumenté que, el objetivo de crear y activar experiencias de marca, es precisamente para construir una relación más cercana y emocional con nuestro cliente, turista, viajero o huésped, en un intento de llegar a la fidelización por una vía mucho más experiencial y emocional. 

 

Cuando hablamos de marcas y experiencias de marca, tendemos a hablar de experiencias únicas, memorables; de emociones y sensaciones, de propuestas de valor experienciales, e incluso de experiencias auténticas; pero al final siempre hay algo que lo tangibiliza y materializa por encima de todo, algo que lo define, lo expresa y lo proyecta: que es la activación de la experiencia. 

Sin activación, no hay marca y no hay emoción ni experiencia. Sin activación no hay impacto emocional.

Un destino turístico tiene que ser capaz de activar una serie de experiencias de marca destino que logren impactar de manera que el turista construya y re-interprete el destino a su manera y no al revés. 

En el informe de El Viajero de 2030 desarrollado por la compañía Altran, ya vislumbran una serie de tendencias que corroboran lo argumentado.

  • El viajero de 2030 se relacionará con todo lo que ocurra a su alrededor construyendo un vínculo con la marca turística antes, durante y después del viaje y tendrá una interacción con:
  • 1.- Objetos: Cualquier herramienta, aplicación, el propio mobiliario ya no será pasivo, estará conectado e interactuará con el viajero mediante la voz, el tacto o gestual. Los objetos serán sensibles a la temperatura, a la luz, la humedad e incluso a los patrones de uso de  los clientes
  • 2.- Lugares: Los lugares deberán ser accesibles y personalizados para el cliente, incluso si no puede viajar al destino
  • 3.- Ellos mismos: A través de wearables, aplicaciones móviles o incluso su interacción en redes sociales, el viajero se encuentra en constante monitorización y quiere que las marcas utilicen todos estos datos para hacerle disfrutar de una experiencia única.
  • El viajero del 2030 esperará un journey único en base a los tres pilares del System of Engagement:

  • Objetos, su Interacción con la marca pasada y su Actividad en Redes Sociales. Esperará que le ofrezcan un bandle único y especial para él, con un proceso de venta simplificado pensado para  él. Existen infinitos touch points con la marca y siempre tendrán que ser diferentes en función de  los tres pilares anteriores.
  • La marca debe contextualizar la situación del viajero antes de interactuar con él en cada una de las fases, deberá guiarle porque no todos los viajeros tendrán el mismo expertise digital, mediante notificaciones o asistentes virtuales y deberá también estar atento al contexto no solo actual del  viajero si no situacional con posibles alarmas metereológicas, retraso en vuelos, atascos, vacunas, enfermedades  o  consejos  al  viajero.  Por  último,  deberá  centrarse  en  construir  un  vínculo emocional con el viajero apelando a la experiencia simulada por ejemplo a través de Realidad  Virtual.

Aquí dejo la presentación.

Mi experiencia en un destino como Colombia

Colombia es un país al que llevo viajando por motivos profesionales desde hace 6 años y puedo decir que conozco bien su realidad turística. Un país que está en una fase de destino emergente para atraer a un turísta internacional y de valor.

Con Richard Good

Con Richard Good

En mis viajes, siempre intento dejar uno o dos días para visitar Bogotá y sobre todo su barrio histórico, más bohemio y cultural, como es La Candelaria.

Para mi un destino urbano como Bogotá se materializa sobre todo a la visita de este espacio y barrio como es la Candelaria, por su carácter histórico, cultural, bohemio y gastronómico.

Pero lo más importante es conocer a gente local que pueda ayudarme a reinterpretar el destino.

Así fruto de la casualidad conocí hace unos años a Richard Good, un inglés afincado en Bogotá y propietario del Teatro Café de Rosita. Muy amablemente nos enseñó La Candelaria, el casco histórico de Bogotá y conocimos historias y sitios que ningún guía turístico nos hubiera enseñado, verdadero Realismo mágico. De esta manera reinterpreté un destino a través de un local que materializó la propuesta de valor experiencial y emocional de un destino urbano.

Si visitas Bogotá te recomiendo el Restaurante Fulanitos y dejarte llevar por las calles de este pintoresco lugar lleno de actividad social y cultural.

colombia

Con Richard 

 

 

 

Anuncios

Autor: José Cantero Gómez

Consultor, formador y conferenciante internacional en marketing experiencial, emocional y contenidos. Estoy especializado en sectores como retail, turismo e industrias creativas. Creador de la metodología Hosperience, para el desarrollo innovador de productos de turismo experiencial. A las marcas no solo hay que verlas o escucharlas, hay que experimentarlas de forma memorable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s