Consultor, formador y conferenciante en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience

Experto en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience.


Deja un comentario

Para concienciar, quizás tengas que dramatizar la experiencia

dramatizar la experiencia para concienciar.JPG

Dramatiza que algo queda

Ya he hablado en alguna ocasión en este blog, sobre las posibilidades que ofrece la dramatización de la experiencia para conectar con las emociones de las personas. 

También y lo he reiterado en ocasiones:

Lo que no tiene impacto emocional, no se almacena en tu memoria

Es toda una máxima en marketing experiencial, dramatizar para generar experiencias únicas como e primer paso para conseguir que las personas nos paremos a pensar. Ya dicen que, a veces para interiorizar y concienciarnos de algo, es necesario tener una experiencia dramática.

Y dramatizar para reflexionar y por último actuar en consecuencia. Cuando hablo de dramatizar, me refiero a exagerar e hibridar conceptos coherentes para crear una experiencia con impacto emocional y que al menos consiga que pensemos y reflexionemos. Al menos algo habremos conseguido, que no es poco.

Dramatización en campañas de seguridad vial

Muchas campañas de seguridad vial, atienden a este postulado, conscientes de que hay que poner en una situación límite al individuo.

Estamos en la era de la relevancia y sinceramente para concienciar, debemos ser capaces, en determinadas circunstancias y contextos, dramatizar la experiencia.

Cómo concienciar a los peatones de las infracciones que cometemos

Acabo de conocer esta campaña y me hace reflexionar sobre la dramatización como eje de la comunicación para lograr más impacto.

Pocas veces vamos a ver una campaña de concienciación pública en la calle que genere tanto impacto y que haga reflexionar más sobre las infracciones que como peatones cometemos sin ser conscientes de estar jugándonos la vida.

Patrocinado y promovido por las instituciones francesas, muestra a varios viandantes que reciben un susto de muerte cuando cruzan un paso de cebra en rojo.

El sonido impactante de un coche frenando y derrapando en seco les hace temer lo peor, no hay más que ver sus caras, pero no es lo que parece: está emitido por un panel que aprovecha el momento para hacerles una foto y enseñar el mensaje final.

“No te arriesgues a mirar a la muerte cara a cara. Respeta los semáforos”.

El miedo es el mensaje: para, mira, cruza

Que un peatón sea impactado de esta manera y que además pasa miedo, es en sí mismo una experiencia memorable y única. Estoy seguro que será algo que recuerde para toda la vida y cuando esté vuelva a cruzar la calle, se lo pensará dos veces.

cruza

Así que ya sabes, yo me lo pensaré dos veces o tres si hace falta. Aunque no he vivido la experiencia, solo con ver el video, ya me vale.

Aquí dejo el video: realmente una excelente campaña.

 


1 comentario

Titanic atraca en Madrid: la exposición itinerante más visitada del mundo

Titanic Exposición Madrid Centro Cultural Fernán González

                             Titanic Exposición Madrid Centro Cultural Fernán González

Hoy he tenido la oportunidad de asistir a la rueda de prensa y la presentación a los medios de la exposición internacional Titanic The Exhibition, propiedad de la compañía española Musealia, compañía con la que he colaborado profesionalmente en otra exposición que programan, como es Human Bodies.

Una suerte que Madrid, vuelva a contar de nuevo con una de las exposiciones más emblemáticas y visitadas del mundo. Mañana abrirá sus puertas al público en un espacio singular como son las instalaciones del Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa del Ayuntamiento de Madrid.

La muestra, la más importante y definitiva de cuantas se han realizado hasta la fecha sobre el mítico buque, reúne cerca de 200 objetos originales, algunos de los cuales se exponen por primera vez, desvelando al público historias desconocidas en torno al legendario buque.

Una exposición alineada con el marketing experiencial cultural que conecta con las emociones y sensaciones del visitante, dramatizando la experiencia a través de escenarios de hiper realidad. 

Vuelve la exposición itinerante más visitada del mundo

                                  Vuelve la exposición itinerante más visitada del mundo

Cinco miradas infantiles. Cinco emociones. 

Aunque ya había tenido la oportunidad de ver la muestra en el Centenario en Barcelona, no me deja de sorprender algunas anécdotas, objetos y espacios. Hoy precisamente la fotografía que ilustra la cabecera de este post, me ha causado un cierto impacto emocional.

Y no sé realmente por qué, quizás sea el impacto que recientemente me produjo la muerte del niño Sirio aparecido en la playa victima de una situación de guerra inhumana que hizo embarcarse igualmente a su familia hacia la tragedia.

Nos muestra al empleado de la compañía naviera Sven Allerding, con algunos miembros de su familia, en est caso niños. Esta fotografía fue tomada en la cubierta de estribor del Titanic.

Curiosa fotografía de cinco miradas de niños, que no parecen ajenos a la tragedia que se avecina; cinco expresiones que reflejan cinco emociones comparadas con las previsibles y ausentes miradas de los adultos. Y como dicen: 

Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación.

Titanic Familia SAGE

Titanic Familia SAGE

La historia de la familia SAGE: un mismo sueño y un mismo destino

Igualmente me ha impacto recordar una de las anécdotas más trágicas de aquel fatídico 15 de abril de 1912 fue la de la familia Sage. El cabeza de familia, John George Sage, era un comerciante nacido en 1867 en Hackney, Londres; en el año 1900 él y su mujer, Annie Elizabeth se trasladaron al condado inglés de Norfolk, donde John George adquirió varias propiedades; posteriormente los Sage y sus hijos se mudaron a Peterborough.

John George y su hijo mayor, también llamado George, se trasladaron a Canadá donde trabajaron como camareros en un tren de la Canadian-Pacific Railway. Durante uno de sus viajes descubrieron una propiedad a la venta en Florida, y en una postal a su mujer (que había permanecido en Inglaterra con el resto de los niños) le informó de la siguiente manera:

1911. Mi amor: He encontrado una preciosa parcela de tierra, Jacksonville es realmente el más maravilloso de los lugares. Cuento los días para reunirme con mi amada familia. Tu marido que te quiere. John.”

A finales de 1911 John compró dicha propiedad, y emprendió el camino de regreso a Gran Bretaña; su hijo George se quedó en Florida un tiempo más, pues acababa de comprometerse en matrimonio con una chica de la zona. A principios de 1912 se unió a su familia en Peterborough.

La familia pronto se empezó a preparar para su nueva vida en América, a pesar de que a Annie le diese miedo el agua, y aborrecía la idea de dejar Inglaterra. Pero sus reticencias fueron en vano; John vendió los muebles y otros enseres familiares, incluidos un piano, y compró billetes para él, su mujer y sus nueve hijos, cuyas edades comprendían entre los 20 y los 4 años.

John Sage embarcó el Titanic con su mujer Annie en Southampton el 10 de abril de 1912. Les acompañaban, cómo no, sus nueve hijos: Stella (20 años), George (19),Douglas (18), Frederick (16), Dorothy (14), Anthony (12), Elizabeth (10),Constance (7) y Thomas (4).

Es probable que la familia permaneciese unida durante el hundimiento; un testigo que sobrevivió la catástrofe afirmó que vio a Stella Sage subiéndose a un bote salvavidas, pero decidió abandonarlo en el último momento cuando apreció que su familia no había encontrado sitio en otros botes.

La familia entera pereció en el naufragio. Tan solo se recuperó el cuerpo del pequeño Anthony, que todavía vestía unos pantalones grises que contenían el billete con su nombre. De esta forma se frustró el sueño dorado de la familia Sage, que lo dejó todo en Europa -como tantos otros- en busca de una vida mejor. 

Curiosamente ahora igualmente muere gente en el mar por la misma razón: buscar una VIDA mejor. No deja de ser una paradoja que en pleno siglo XXI estemos asistiendo a un nuevo “naufragio” de vidas que se truncan por un destino, que parece no estar escrito. O sí.  

 


Deja un comentario

Entre maestros: una experiencia educativa única y memorable sin precedentes.

Entre Maestros - La película - Una experiencia educativa sin precedentes

Entre Maestros – La película – Una experiencia educativa sin precedentes

Entre Maestros – La película – Una experiencia educativa, única sin precedentes. 

Navegando por las procelosas aguas de internet me he topado con un proyecto que me parece imprescindible compartir con todos, por que creo está conectado con las motivaciones de los lectores de este blog.

Entre Maestros, es una película documental que durante doce días, once chicos y chicas reflexionan con juegos, debates, experimentos y mucha provocación sobre su propia identidad y sobre la vida. Como dice el propio precursor de la iniciativa, Carlos González se trata de educar empoderando.

ENTRE-MAESTROS Documental

ENTRE-MAESTROS Documental

Carlos es licenciado en ciencias físicas y tiene más de 24 años de experiencia como maestro de matemáticas y física para adolescentes. Como profesor de matemáticas y física durante 24 años, sintió que como profesor no podía desarrollar todo su potencial y tampoco el de sus alumnos adolescentes, decide salir del sistema y escribir un libro en el que narra como llevaría a cabo él las clases, si no existiera ningún impedimento por parte de la dirección o del estado.

Increíble que este video en la era de la viralidad donde se comparten y visualizan cada vez más estupideces, tenga más de un millón doscientos mil visualizaciones. A mi me ha enganchado el documental y lo he visto del tirón, dura 85 minutos pero merece la pena si quieres inspirarte para hacer las cosas de otro modo; seguro que encontrarás algún mensaje que llevar a tu terreno.

El profesor en un alarde de creatividad e innovación y frente a la autoridad o el no cuestionar el “statu quo” de la docencia actual, apuesta por empoderar a los alumnos promoviendo el autoconocimiento (que lleva al autoreconocimiento).

Y todo ello a través de la duda, la experimentación, el debate, la dramatización y las dinámicas creativas. Por eso, en la película confiesa que esta iniciativa “es una experiencia para ayudar a cambiar la educación”.

Lo que yo he hecho en doce días es una propuesta para que los maestros lo hagan a lo largo del curso.

“No es simplemente autoconocimiento, es llevar al autoconocimiento a clase”.  “La verdadera educación consiste en traer la vida a clase”,

Este tipo de proyectos puede inspirar nuevas ideas, que al fin y al cabo es lo que venimos buscando. A mi me ha servido para reflexionar e inspirarme en cómo cambiar alguna faceta en mi aspectos formativos ante alumnos y lo que es más importante, empezar a ser consciente de la importancia del autoconocimiento y el proceso para llegar al autoreconocimiento.

Conexiones con el marketing experiencial y emocional.

1.- Utiliza palancas emocionales para conectar con los alumnos y lo contextualiza en determinados escenarios.

2.- Ha realizado una experiencia de socialización con los alumnos para buscar nuevas formas de educación

3.- No se olvida de conectar igualmente con las sensaciones y utiliza alguna dinámica en este sentido

4.- La formación en el aula como en el marketing experiencial debería empoderar igualmente al alumno.

5.- Hay experiencias algo dramáticas que afloran para el autoconocimiento.

6.- Propone de manera sistemática la propuesta de valor educativa del marketing experiencial y emocional:

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprenderé para siempre. 

7.- Utiliza la sorpresa y la provocación como palanca emocional en un escenario experiencial.

8.- Utiliza el storytelling con creatividad para conectar con los alumnos.

9.- Utiliza el juego como “arma creativa” para conectar con los alumnos.

10.- Hay dimensiones experienciales que se activan: desde la educativa, emocional, intelectual y la más trascendente; la espiritual.

Aquí te dejo el vídeo. Se tienes 85 minutos de este verano, te recomiendo ver la película, creo que no te defraudará. Y creo que igual que a mí te ayudará.

Y si quieres compartir alguna reflexión bienvenida sea.

Libro que se planta


Deja un comentario

El primer libro que después de leerlo se planta para conseguir concienciar sobre el cuidado de la naturaleza

el árbol de la vida

el árbol de la vida

Marketing experiencial: pensar, reflexionar, dramatiza y actuar.

He hablado alguna vez en este blog de campañas de concienciación medio ambiental en el contexto del marketing experiencial. Soy un firme defensor, de que este tipo de campañas para que tengan impacto y realmente conciencien, tienen que ir acompañadas de una dramatización de la experiencia e involucrar a las personas. Creo que, aunque no es la única vía, sí creo que es necesario para que realmente actuemos ante algo, que nos atañe en el presente y que también nos demos cuenta la implicación que puede tener en el futuro.

Dramatizar para generar experiencias memorables es el primer paso para conseguir que las personas nos paremos a pensar; reflexionar y por último actuar en consecuencia. Cuando hablo de dramatizar, me refiero a exagerar e hibridar conceptos coherentes para crear una experiencia con impacto emocional y que al menos consiga que pensemos y reflexionemos. Al menos algo habremos conseguido, que no es poco.

Acabo de descubrir una acción que me parece que está en la linea de mi reflexión.

El primer libro que después de leerlo se planta.

El libro árbol

El libro árbol

1.- Piensa y reflexiona. Lee el libro a un niño y enséñale el respeto y la admiración que tiene que tener por la naturaleza

2.-Dramatiza a través de una acción:  Humedece el libro y colócalo en un lugar fresco, donde no le dé el sol. Mantenlo húmedo hasta que germine, luego plántalo a ras de un superficie sin cubrir el brote

3.- Actúa: Una vez bajo tierra, riégalo con regularidad.

La idea me parece realmente brillante y forma parte del volumen publicado por la editorial Pequeño Editor -obra de los ilustradores Gusti y Anne Decis y artesanos de la Papelera Palermo- lleva en sus tapas de papel manufacturado las semillas que los lectores verán germinar.

Una palanca emocional para actuar  y un escenario experiencial para concienciar.

Pensar y reflexionar a través de una palanca emocional como es un libro que se planta y en un escenario experiencial como es leérselo a tu hijo e involucrarle para que él lo plante y transmitirle un mensaje de que hay que cuidar la naturaleza.

Como detallan sus promotores:

“Crear un libro que no se comercializara, que tuviera un mensaje y un sentido potente y universal, y que fuera capaz de generar acciones más allá de sí mismo”

El objetivo es que “las instituciones educativas y comunitarias, así­ como los formadores de opinión, lean y relean ‘Mi papá estuvo en la selva’ -la relectura es esencial para los niños, explica la editorial- hasta que arraigue en el corazón”.

El paso siguiente, continúa, será “plantarlo en un lugar valioso, que lo rieguen hasta que tenga brotes y lo cuiden de las heladas y las hormigas para que crezca un jacarandá y así, cada vez que miren ese árbol, recuerden esa historia que llegó por medio de la lectura y esa acción profundamente constructiva”.

Pensar, reflexionar y actuar.

Esta idea creció sobre la percepción de que “la lectura arraiga en nosotros y nos transforma” y la convicción de que es preciso “tomar conciencia de que todo lo que hacemos (papel, libros, casas, autos) es gracias a la naturaleza y nosotros somos parte de ella. Algunas acciones serán destructivas y otras no, pero necesitamos buscar caminos para disminuir esos daños”. 

La elección del jacarandá respondió por un lado al deseo de trabajar con una especie nativa y, por el otro, a la necesidad de que las semillas fueran pequeñas para poder sumarlas a la pulpa del papel sin que sufrieran irremediablemente con el proceso de prensado del papel a mano.

Es por eso, detalla Franco, que “el libro está impreso en papel libre de ácidos que proviene de bosques protegidos -un papel caro, importado, que no suele utilizarse en las ediciones comerciales-; tintas biodegradables y tapas en las que las semillas pueden sentirse al tacto”.

El libro puede plantarse directamente en la tierra, no demasiado profundo, ya que la semilla debe romper su propia piel, el papel de la tapa y, con esa increíble fuerza de una potencia que maravilla, producir un brote que también emerja de la tierra para que le dé la luz y pueda desarrollarse”,  comenta la editora.

Aunque advierte que “también es interesante colocarlo en un lugar fresco y humedecer bien la tapa, buscando ver, a la manera de un germinador, el desarrollo de los brotes para luego trasplantarlos”.

“Cómo crece el árbol, cómo se cuida o dónde es mejor plantarlo es un hermoso trabajo de investigación que esperamos que los chicos quieran hacer por su cuenta”, concluyen en la editorial.

El libro donde Gusti narró su propia experiencia en la selva amazónica, ilustrado por Decis, se consigue desde 2008 en su versión convencional en librerías de todo el país.

En tanto que escuelas públicas de numerosas provincias vienen trabajando hace años sobre los valores ecológicos y de cuidado al medio ambiente que transmite el libro, en el marco de una iniciativa del Estado Nacional.

Pequeño Editor nació hace 12 años con la vocación de acercar a artistas, escritores y lectores por medio del trabajo creativo, para formar una comunidad congregada alrededor del mundo del libro y los contenidos de calidad.

Este trabajo fue distinguido con los premios Nuevos Horizontes y a la Mejor Editorial Infantil de Latinoamérica en la Feria del Libro de Bologna 2015, “un reconocimiento de editores de todo el mundo a tantos años de trabajo y búsqueda y, sobre todo, un gran impulso para una editorial muy pequeña, que cada año debe buscar nuevos caminos para crear, innovar y sobrevivir”, remarca Franco.

Libro que se planta

Libro que se planta

Enhorabuena por la iniciativa y creo que es un buen ejemplo de marketing de sensaciones

Marketing de Sensaciones: impacto sensorial en el espectador.

La finalidad de este tipo de marketing es la de proporcionar un placer estético, emoción, belleza y satisfacción por medio de la estimulación sensorial. En el caso del libro árbol,  para lograr un impacto emocional y sensorial se establece a través de un estímulo como es plantar un árbol en un proceso que te lleva a un cierta concienciación y en consecuencia a una reflexión.

La dramatización de la experiencia a través de un estímulo como el de plantar un árbol te hace prestar atención a la información recibida y mantener o guardar la información sensorial, siendo más eficaces aquellos estímulos relacionados con situaciones vividas o significativas. Por ello creo que la acción consigue una reflexión y su posterior actuación.

En el marketing de sensaciones, la experiencia del consumidor está constituida por unos estímulos sensoriales perceptibles a través de los sentidos, es decir, por medio de la vista, el oído, el tacto, el gusto y el olfato, centrándose en conseguir un impacto sensorial en el individuo.

Al final y al cabo el marketing de sensaciones se vale de acciones educativas, divertida, excitantes, y con cierta sorpresa. La creatividad vendrá por establecer e identificar los recursos que tenemos para proveer la variedad experiencial sensorial para conseguir educar.