Consultor, formador y conferenciante en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience

Experto en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience.


2 comentarios

El Long tail en el marketing experiencial y la gestión de la experiencia de cliente

long tail marketing

Long tail marketing. Foto Pixabay 

El Long tail en el marketing experiencial y la gestión de la experiencia de cliente

Hace unas semanas en un taller de marketing experiencial y gestión de experiencia de cliente para una compañía del sector del ocio y entretenimiento, desarrollé una dinámica creativa y de design thinking de propuesta de valor con el objetivo de buscar planteamiento innovadores en el sector. 

Para ello expliqué la importancia de aplicar el concepto de long tail, para argumentar que, quizás para innovar en este sector a través del marketing experiencial y en el contexto de la gestión de la experiencia de cliente, sería necesarios tener en cuenta este concepto.  

La reflexión venía dada, si para crear nuevos conceptos y modelos de negocio, había que centrarse en segmentos de volumen o de nicho. Es la eterna discusión del marketing, si apostar por encontrar el espacio para modelos de volumen o de valor.

Y de ahí surgió, reflexionar sobre el concepto de la larga estela o larga cola (en el original en inglés The Long Tail) fue una expresión popularizada por Chris Anderson en un artículo de la revista Wired de octubre de 2004 para describir determinados tipos de negocios y modelos económicos tales como Amazon o Netflix.

La larga cola es un modelo de negocio que desmitifica modelos tradicionales en los que se enseñaba que los productos que se deben vender son los que tienen mayor rotación.

La evolución social y la larga cola de Chris Anderson 

Esta claro que internet y el entorno digital han cambiado las leyes de distribución y las reglas del mercado. La transformación digital, de la que se habla tanto, es fruto de un mercado que posibilita oportunidades de “larga cola”.

Para Chris Anderson, la reducción del coste de almacenamiento y distribución permiten que ya no sea necesario focalizar el negocio en pocos productos. Según Anderson, ahora existen dos mercados:

  • 1. El mercado de masas: centrado en el alto rendimiento de pocos productos y que según Chris Anderson ya se está quedando atrás.
  • 2. El nicho de mercados: se basa en la suma o acumulación de todas las pequeñas ventas de muchos productos, que pueden igualar o superar al primero.

Ambos mercados son los que se encuentran representados en el gráfico de The Long Tail, son la cabeza y la cola del gráfico, respectivamente.

Lo interesante y novedoso del concepto de Long tail es que los mercados pueden ser lo suficientemente amplios y rentables como para dar cabida a gran cantidad de jugadores, enfocados en servir una variedad de nichos antes desatendidos por los generalistas.

Y esto ocurre en un mercado como por ejemplo en turismo, donde el volumen de negocio lo concentran un número reducido productos turísticos, pero que, paralelamente, se están desarrollando un gran número de productos que representan un bajo o medio volumen de venta y que en su conjunto ofrecen una gran oportunidad.

De ahí que para innovar en turismo mi recomendación sea entrar en esos nichos de mercado de poco volumen pero que pueden ser rentables para ciertos modelos de negocio.

long tail ocio y turismo

Long tail ocio y turismo

Nuevos modelos de negocio de larga cola donde se está innovando. 

En definitiva este concepto también explicaría que en determinados mercado maduros y muy saturados la especialización vía a través de la larga cola, puede ser una opción innovadora y rentable.

Me ha llamado la atención algunas propuestas nuevas de establecimiento de retail en el sector de la gastronomía que podríamos catalogar dentro del concepto de la larga cola. Aquí detallo algunos:

1.- Cereal Lovers: la larga cola hacia los cereales

Se definen como el primer café de España donde degustar más de 150 variedades de cereales (nacionales e importación). Combinarlos con 25 tipos de bebidas. Y más de 60 toppings.

En CerealLovers los cereales se podrán combinar con 25 tipos de bebidas, no solo leche de vaca fresca, sino también bebidas vegetales ecológicas, como la soja, el arroz y la avena, entre otras; batidos de diferentes sabores y zumos variados. También se podrá añadir a su tazón fruta fresca, frutos secos, galletas, siropes, m&m’s y hasta 60 toppings de los que disponemos.

Un nicho de mercado no atendido como modelo de negocio en el sector de la restauración y que basa su propuesta de valor en la especialización en un producto.

 

cereallovers

Cereallovers en Madrid.

2.- La tienda obrador PastaFresca: la larga cola de las pastas. 

Se definen como un Centro de Creación en Madrid que ofrece un espacio donde disfrutar de la elaboración artesanal a la vista de todos: tienda, obrador y restaurante. Pastafresca es un punto ineludible para los amantes de la mejor pasta artesanal. Como dicen: no dejes de visitarnos, alucinar con la elaboración a la vista y llevaros alguna de nuestras joyas para disfrutar en casa.

Igualmente un nuevo concepto en un sector como la gastronomía que apuesta por un producto tan transversal como es la pasta. Y cabe preguntarse: a qué persona no le gusta la pasta.

pastafresca

3.- Poncelet Cheese Bar: la larga cola de los quesos

Otro ejemplo innovador, que además tuve la oportunidad de conocer de primera mano es Poncelet Cheese: un Bar y es un concepto de restaurante de quesos artesanos que nace con la intención de acercar al las grandes capitales del mundo la cultura del queso artesano y sus posibilidades gastronómicas.

Su principal objetivo, como apuntan sus promotores es ser un centro difusor de la cultura del queso, y acercar este maravilloso producto y sus posibilidades gastronómicas al gran público.

Para ello, contamos con una gran cava de quesos artesanos con 150 referencias de 11 países diferentes. Para guiarnos en la selección de los mismos , los Maestros Queseros de Poncelet te ofrecerán toda la atención e información que necesites sobre  cada uno de ellos, y te ayudarán a configurar la tabla perfecta.

Pero también han pensado en las personas a las que no les gusta el queso. En su carta  incluyen dos grupos de platos con el sello “Antiqueso”. Por un lado recetas en las que se sustituye el queso por un ingrediente diferente, y por otro lado propuestas que se elaboran desde el principio sin queso entre los ingredientes.

Una apuesta por la experiencia los CHEESE TOURS

Sus promotores igualmente han pensando en extender y enriquecer la experiencia culinaria y gastronómica a través de un viaje al interior del mundo del queso en Madrid. Una visita guiada que les llevará a recorrer todo el proceso de elaboración del mismo, desde la selección y extracción de la leche en su lugar de origen, su traslado a la quesería, el paso por las cuevas de maduración, hasta finalizar con la venta y degustación del producto.

cheese-tours

Conclusiones: 

1.- Creo que el concepto long tail nos sirve para explicar que los modelos de negocio basados en la especialización están igualmente asentados sobre una innovadora experiencia de cliente. 

2.- Quizás el producto es importante, pero el concepto en la experiencia de consumo y compra sea la clave: cereales, pasta fresca y queso en un contexto de consumo diferente. 

3.- Este tipo de modelos de negocio aportan un valor importante en su conjunto en comparación con los modelos genéricos. Creo que es una apuesta al menos por salir fuera de la caja. 

4.- Tres ejemplos de Marketing experiencial en un sector que apuesta por el como brazo creativo de una nueva experiencia de compra y consumo alrededor de un producto que puede ser considerado bajo perfil diferenciador, pero que sus promotores han sabido encontrar un “insight” innovador. No será la panacea, pero al menos juegan en una liga competitiva distinta.

5.- Innovar es un proceso de repensar la compra y consumo de un producto en un contexto que aporte cierto valor: cada ejemplo lo hace a su manera. 

6.- Quizás un solo producto sea suficiente para encontrar un nicho en la larga cola: vender queso, pasta y cereales es una apuesta por el uniproducto, pero que aportará una clara diferenciación.

7.- El long tail permite reflexionar en un contexto actual de cómo se produce o evoluciona de un mercado de masas a un mercado de valor y especializado. Nada nuevo, pero que merece la pena una reflexión en términos de experiencia de cliente.

No sé si es el futuro para competir con las grandes multinacionales, pero al menos habrá que considerarlo como alternativa.

Anuncios


Deja un comentario

La experiencia única y auténtica de “comerse una obra de arte”

Eat the Art Pop up Museo

Eat the Art Pop up Museo

BRANDING ART O EL ARTE DE INTEGRAR LA MARCA EN EL ARTE CONTEMPORÁNEO 

En este mismo blog en más de una ocasión he hablado de acciones donde el arte y el marketing se alían en un dúo bien avenido. En cierta ocasión, detallé en un post, como una marca utilizó un novedoso e innovador soporte publicitario para comunicar una promoción conjunta con un Museo. Fue a través de los envases tetrabrik de leche donde aparecían impresos 15 obras maestras del Museo Rijksmuseum de Amsterdam con un cupón descuento para poder visitarlo. La acción fue denominada: Rijks aan tafel (Rijks en la mesa) y el soporte era diferentes productos lácteos comercializados en Albert Heijn, uno de los supermercados más conocidos de Holanda.

No en vano considero, que la idea conceptual de Arteting o arte+marketing, está sustentada en parte en el Branding Art; algo que no es nuevo para muchas marcas, ya que  utilizan elementos propios del sistema de las artes como herramienta de marketing y comunicación.

Como bien detalla el sociólogo, Javier Rreguera en su blog, que recomiendo leer e igualmente descargar su estudio sobre el branding art y que lo define así:

Más bien nos referimos a la integración de una marca en el sistema del arte contemporáneo, integración voluntaria que termina por definir aspectos fundamentales de su imagen y estrategia. El arte, desde diferentes frentes y propuestas, invade el terreno de la comunicación de marca, y viceversa.

¿Dónde están las fronteras entre el arte y el marketing?

Las fronteras de la comunicación con el arte y el marketing están cada vez más diluidas, pero ha sido desde hace unos años, cuando las marcas están apostando por evolucionar el concepto, hacia el mundo de las experiencias. Ya he comentado en muchas ocasiones, que el arte y la cultura, son proveedoras naturales para la generación de experiencias de marca auténticas. El consumidor de experiencias o “experisumidor” que yo denomino, demanda y reclama un acercamiento auténtico de las marcas al arte a través de conceptualizar nuevas experiencias de comunicación, vinculadas a mecanismos expresivos y culturales distintos, impactantes. Podríamos denominarlo como un branding art experiencial, como el resultado de generar experiencias de marca únicas a través del arte.

UNA ACCIÓN DE BRANDING ART EXPERIENCIAL:

Una acción reciente que acabo de conocer y que me ha llamado la atención por su concepción y resultados, ha sido cómo la marca holandesa de queso Castelloha apostado por una acción de notoriedad y difusión cercana al branding art experiencial y con un objetivo claro: conquistar el mercado estadounidense. Para ello, han concebido una acción innovadora a través de una propuesta creativa muy “suculenta”: conquistar el estómago de los neoyorquinos ofreciéndoles una experiencia. Hasta hace poco sus productos eran  prácticamente desconocidos en dicha ciudad, pero su última acción y vistos los resultados, ha logrado que se hable mucho de ellos.

La idea fue crear un museo donde los espectadores podían disfrutar de las obras de una manera distinta a lo habitual: comiéndoselas. A modo de instalación efímera o pop up store, los visitantes podían degustar lo que estaban viendo, como una experiencia de marca única y auténtica conectando gastronomía y arte.

Museo pop up store

Museo pop up store

ENRIQUECER LA EXPERIENCIA DE FORMA AUTÉNTICA

La idea creativa trataba de superar la experiencia visual de ver un cuadro y lo que hicieron fue montar una exposición en la transitada estación Grand Central de Nueva York dedicada a cuadros clásicos en los que aparece alguna pieza de queso. De esta manera, contaron con obras como ‘Bodegón con alcachofas, quesos y cerezas’, de Clara Peeters, o ‘Tres quesos con galletas’, de Raphaelle Peale, entre otros.

Para enriquecer la experiencia y a modo de acción de marketing sorpresa, al lado de cada lienzo hicieron una réplica con alimentos reales, usando los propios quesos de la marca Castello. Los asistentes al museo efímero a modo de pop up store, podían disfrutar viendo las obras y también degustarlas, ya que en realidad se trataba de una original acción de sampling o prueba de producto.

La elección de los cuadros que formaron parte de la exposición no fue en absoluto casual, ya que en ellos aparecían todas las variedades de queso que comercializa la compañía. De esta manera, pudieron dar a conocer su catálogo de la manera más amena y efectiva, que no es otra que haciendo que la gente los pruebe.

Y parece que la acción ha tenido una muy buena aceptación, ya que según su organizadores más de  500.000 visitantes acudieron al “Eat the Art” en los dos días que ha durado la acción. 

La verdad es que es una acción que igualmente deberían apostar los Museos y ser consciente de que no sólo se puede ver un cuadro, igualmente se puede enriquecer la experiencia visual con una experiencia gastronómica para poder degustarlo.

Visto en blog yahoo

Aquí dejo el video de la acción: 

Hoy en día el branding y la comunicación global de la marca y el marketing experiencial tienen que ir de la mano. La marca que apueste por el branding art, tiene que ser capaz de “tangibilizarse” de forma integral, experiencial única, auténtica y singular. La apuesta del brading art  tiene que ir acompañada de acciones de un calado emocional y experiencial. 

En resumen: 

1.- Es una oportunidad para conectar con un segmento de clientes que pone en valor el arte y la cultura. Es una apuesta para atraer a clientes que se sienten identificados con un estilo de vida muy conectado con propuestas artísticas.

2.-No solo hay que apostar por crear marca, es necesario pero no suficiente. Hay que desarrollar y crear experiencias de marca relacionadas con el arte y la cultura capaces de generar interacción y participación del  cliente.

3.- Las acciones segmentan: en el ejemplo descrito, la acción transcurre en una ubicación de gran tránsito, pero hay que ser capaces de proponer experiencias artísticas personalizadas en función de cada segmento de cliente identificado y cualificado: amantes del queso o paladares exigentes.

4.- Fomentar las acciones de socialización y virales: social experience son experiencias que generan relaciones. Los clientes con afinidad tienden y tienen compartir su experiencia, que se conozcan, que se relacionen, que se comuniquen. Ser capaces y lograr la relación entre. Las nuevas tecnologías y la redes sociales promueven este tipo de interrelaciones.

5.- La tecnología al servicio del marketing experiencial cultural: tanto las nuevas tecnologías como las personas deben integrarse para proporcionar experiencias únicas.

6.- Identificar y cualificar los verdaderos momentos experienciales de la verdad donde debemos incorporar, desarrollar y generar  experiencias y donde hay contacto con el cliente: antes, durante, después.

7.- Acciones de cobranding: buscar e identificar sinergia con marcas afines y alineadas con el arte y la cultura para desarrollar conjuntamente experiencias artísticas. Las marcas están igualmente apostando por un acercamiento al arte más allá del patrocinio cultural a través de experiencias de marca. Que una marca de queso apueste por este tipo de acciones,me parece brillante e innovador.

Aquí dejo una presentación de hace unos años que realicé reflexionando del porqué la entidades culturales deben hacer marketing de guerrilla y que está muy relacionado con lo comentado.

Así que ya sabes. ahora el arte no solo se ve o se toca, también puede comerse como experiencia de marca auténtica. Si conoces algún ejemplo compártelo.


Deja un comentario

De Madrid al cielo pasando por Dinner in the sky: la experiencia de cenar a 50 metros de altura

Dinner inthe sky Madrid

Dinner in The sky en Madrid

Lo que estás viendo no es montaje fotográfico. Es una experiencia gastronómica real. Lo que sí está claro, que la experiencia no debe ser apta para personas con vértigo. La experiencia es posible gracias a la compañía Dinner in The Sky España, que ofrece esta singular y única propuesta gastronómica a 50 metros de altura y en ubicaciones privilegiadas. La verdad es que las vistas debe ser espectaculares. Un restaurante insólito para una mesa de 22 comensales afortunados que es elevada por una grúa a 50 metros de altura. 

vistas de Madrid

Dinner in the sky con Vistas de Madrid

El sector de la restauración y la gastronomía siempre ha estado a la vanguardia de nuevas e innovadoras experiencias. Y la imaginación y creatividad de una empresa Belga lo hace posible desde hace unos años. Esta idea novedosa tiene su origen en el 2006, cuando al belga Stefan Kerkhofs, creador del reality show Fear Factor, se le ocurrió mezclar una atracción extrema con la gastronomía. Dicen que de la hibridación de conceptos surgen las mejores ideas innovadoras y en este caso podemos dar fe de ello.

Las posibilidades de tan curiosa propuesta pueden ser muchas y la empresa nos inspira con algunas: desde eventos corporativos de empresas, como propuesta gastronómica para turistas, despedidas de soltero (para solteros con alto poder adquisitivo), bodas, conciertos y hasta conferencias o seminarios corporativos. La verdad es que como conferenciante y docente sería un experiencia memorable y única,  poder impartir una ponencia, por ejemplo sobre marketing o turismo experiencial a 50 metros de altura. Todo se andará.

Conferencia por las nubes

Conferencia por las nubes

Las propuestas son realmente innovadoras y las aplicaciones sorprendentes: como sala vip para eventos deportivos, para un DJ en un concierto de música o como estudio para un formato de televisión.

Aquí dejo el vídeo

ALGUNAS TENDENCIAS EN GASTRONOMÍA EXPERIENCIAL: el marketing gastronómico esta en auge y estas son algunas gastrotendencias:

1.- ESPACIOS EFÍMEROS: tendencia que se enmarca dentro de los denominados escenarios pop up donde la apuesta es doble: lo temporal de la actividad y la ubicación singular: cenar en un jardín abandonado, una estación de tren, un autobús o un almacén. Cualquier lugar puede ser el elegido para instalar un restaurante pop up, experiencias culinarias únicas, limitadas e itinerantes, que no cuentan con una localización fija y una fecha concreta.

2.- EATERTAINMENT: es la tendencia que busca experiencias memorables que conecten con la parte más emocional de los individuos, que se mueve por lo aspiracional y el deseo de novedad, sorpresa, diversión…escapando de la rutina y persiguiendo la autocomplacencia.

El ocio y el entretenimiento asociado a la industria gastronómica. También se habla de retail entertainment, donde la parte lúdica, de diversión entran en juego.

3.- SOCIALIZACIÓN DE LA EXPERIENCIA: ya he hablado en este blog de la cenas clandestinas donde se pone en valor la experiencia social de ir a comer o cenar a una ubicación desconocida, con comensales igualmente que no conoces y donde te recibe un chef que prepara un menú degustación sorpresa. Un proyecto relevante de esta tendencia es  Cookflat que sus responsables definen así:

Es una experiencia social y cultural a través de la gastronomía, donde nuestros Anfitriones te recibirán en su casa particular para compartir contigo la degustación de sus platos más tradicionales, acompañados de una amigable charla alrededor de la mesa.

En Cookflat los Anfitriones son de muy diversos orígenes, regiones, países, culturas y profesiones, por lo que podrás compartir esta experiencia con una maestra local que prepara platos autóctonos, con una veterinaria sarda y las recetas de su tierra, con un médico colombiano y sus delicias criollas, con un chef suizo, un ingeniero iraní o una enfermera taiwanesas, y tantos otros con los que conocerás la cultura y cocina de su país. También encontrarás Anfitriones que por sus vivencias, trayectoria, intereses o inquietudes ofrecen propuestas distintas, como la cocina vegana, vegetariana, de fusión, creativa o simplemente de otros lugares.

La experiencia de Cookflat es fantástica para gente que sin salir de su ciudad quiere conocer la gastronomía y la cultura de personas originarias de otras regiones y países, y es excepcional para viajeros y turistas que quieren conocer la verdadera cocina local con gente nativa del lugar. Un concepto de turismo experiencial donde los viajeros y turistas tienen una experiencia gastronómica con los ciudadanos locales.

4.- TURISMO EXPERIENCIAL GASTRONÓMICO : una tendencia en auge en la actualidad y donde los destinos y recursos turísticos están innovando en nuevas propuestas para conectar con un turista que demanda propuestas menos convencionales. La gastronomía ni que decir tiene que es un vector de desarrollo con gran potencial. Ya he hablado de algunas propuestas interesantes como Gourmet Bus: nace de la fusión de dos servicios, un recorrido panorámico y la degustación de una cena de alta gastronomía, nace un nuevo concepto de turismo. Un buen ejemplo de cómo desarrollar y crear un producto turístico de turismo experiencial relacionado con la gastronomía.

Gastronomía experienicial: Gourmet Bus

Gastronomía experienicial: Gourmet Bus

Son algunas tendencias que creo hacen que el mercado de la gastronomía se enriquezca con nuevas propuestas experienciales. Bienvenidas sean.

Si conoces alguna más, compártela.


Deja un comentario

Un restaurante revoluciona la experiencia gastronómica con sus mesas interactivas donde visualizar y pedir el menú

Es verdaderamente curioso lo poco que se ha evolucionado e innovado en las cartas de menú en los restaurantes y realmente es donde quizás puede conseguirse un incremento del ticket medio en la ventas. Afortunadamente las nuevas tecnologías están haciendo que se mejore y enriquezca la experiencia del comensal.

Menú interactivo: experiencia gastronómica única en el restaurante

Menú interactivo: experiencia gastronómica única en el restaurante

Un restaurante en Londres ha revolucionado las experiencias culinarias con sus mesas interactivas.

Recientemente he descubierto que el restaurante Inamo St James de Londres, utiliza una mesa interactiva donde poder consultar la carta del menú y hacer el pedido, también se puede personalizar y diseñar la decoración de la mesa y ofrecer servicios que aporten valor añadido al comensal, como pedir un taxi de vuelta a casa.

Con ellas, se permite que el comensal tenga un control total sobre lo que ocurre ya que, además de proyectarse el menú en la propia mesa, también se puede pedir la comida o pagar desde ella. La espera nunca más será aburrida puesto que, entre otras cosas, se puede cambiar el diseño de la mesa, jugar o ver a los chefs con las manos en la masa a través de una webcam.

Detalle de la visión de los cocineros a través de la webcam

Detalle de la visión de los cocineros a través de la webcam

Una verdadera innovación en la atención al cliente y cómo mejorar la experiencia dentro del restaurante. Quizás el siguiente paso sea el poder convertirlo en una herramienta social y poder interactuar con otros clientes que en ese momento estén en el restaurante o poder tener acceso a internet y poder entrar en tus perfiles sociales y compartir la experiencia con tus amigos.

En este video explican con detalle el proyecto:

Visto en Cibilbao.com 

Desde el punto de vista del marketing experiencial podemos reflexionar:

1.- Está claro que es una herramienta que va más allá de la atención al cliente relevante y se convierte en una experiencia única y auténtica. El poder visualizar y pedir los platos del menú, la posibilidad de acceder a ciertos servicios o ver a través de una webcam a los cocineros del restaurante, le confiere autenticidad.

2.- Puede ser una herramienta para identificar y cualificar clientes para programar acciones de marketing directo y relacional futuras. Saber en tiempo real qué reacción tienen frente a un plato o realizar un encuesta de satisfacción.

3.- Un aplicación así puede hacer que la experiencia se enriquezca y se comparta si le damos la oportunidad de tener conexión con internet para que lo comparta en sus perfiles sociales. De esta manera podemos adquirir mayor notoriedad y difusión.

4.- Este tipo de restaurantes crean una cierta expectativa, por lo que es necesario que la tecnología funcione y la experiencia gastronómica acompañe y que todo funcione correctamente. Por lo que, cuidado con las nuevas tecnologías al ponerlas en práctica.

5.- Lo que sí hay son restaurantes donde se utilizan Ipad como carta de menú. Uno de los restaurante pioneros en España en ofrecer una carta digital a través de un ipad fue en restaurante Etxanobe  

ipad

En resumen. La tecnología ayuda a generar y enriquecer experiencias, pero tienen que estar integradas y que complemente a la verdadera experiencia gastronómica, que realmente es lo que va a valorar el cliente. Ya que es obvio que la satisfacción viene determinado por varios factores y la propuesta gastronómica es lo principal.

Bienvenidas las innovaciones tecnológicas.

Conoces algún otro proyecto similar que aplique las nuevas tecnologías en el ámbito de la gastronomía.

Quizás pueda interesarte esto otros post:

Paco Roncero: bienvenidos a mi cocina y gastronomía sensorial 


2 comentarios

Juan Echanove y las cenas a ciegas o clandestinas: lo último en gastronomía experiencial

cenas clandestinas o a ciegas

cenas clandestinas o a ciegas

Juan Echanove y las cenas a ciegas o clandestinas: lo último en gastronomía experiencial

Salgo de casa un tanto alterado, nervioso diría yo. En el mismo momento de arrancar el coche me asaltan todo género de dudas sobre la conveniencia o no de acudir a una cena en la que no conoces ni a los comensales, ni a los cocineros anfitriones. A estas dudas se añade otra, si cabe mucho más importante, y es la de que el “campo de batalla” no es un restaurante al uso con puertas a la calle en donde, en un momento dado, te puedes distraer con la presencia de otros clientes … otras camareras… otras luces… otras vidas. Pero arranco el coche y armado de valor acudo a mi cita a ciegas del Viernes 21.00 horas en el “Bar de debajo de mi casa”(la de nuestros Anfitriones Emilie e Iñigo), en donde nos encontraríamos por primera vez los seis comensales (cuatro chicas y dos chicos) y los anfitriones organizadores del “evento”.

Podría ser el comienzo de una novela o de una obra de teatro. Pero no, es el comienzo del relato de una experiencia contada por un actor muy conocido. Así comenzó un post el gran actor Juan Echanove para describir su experiencia única, auténtica y memorable que vivió cuando le invitaron a su primera cena a ciegas o cenas clandestinas.

Puede leerse en su blog un blogparacomerselo el post completo. No tiente desperdicio. Y para todos los amantes del teatro y la buena gastronomía, recomiendo seguir su blog. Soy gran admirador de Juan en su faceta de actor y amante de la buena gastronomía. Gracias Juan por compartir la experiencia, porque me ha servido de inspiración para este post.

Juan Echanove

Juan Echanove

El fenómeno de cenas clandestinas como concepto de gastronomía experiencial es nuevo en España, pero lleva algunos años en otros países dentro de la oferta de restauración.

Cenas clandestinas: lo último en gastronomía experiencial

Cenas clandestinas: lo último en gastronomía experiencial

En concreto, Londres, la capital británica tiene un nuevo concepto en gastronomía experiencial llamado WhizzBangPop.  Se trata de llamado restaurant in motion, un concepto que está surgiendo por las capitales cool del planeta y que consiste en restaurantes pop up, efímeros e itinerantes que se dedican a organizar  comidas y cenas clandestinas por diferentes puntos de la ciudad. Para saber cuándo y dónde es la próxima convocatoria hay que contactar con ellos vía mail o a través de su página en Facebook.

cenas-clandestinas-820x528

En España  lacocinaclandestina.com es un proyecto reciente pero con un futuro prometedor. Como cuentan sus responsables:

“Los anfitriones de estas cenas clandestinas las consideran una manera de compartir una pasión y de conocer gente con las mismas inquietudes. «Me interesa mucho encontrar gente con el mismo nivel de interés que yo», explica Iñigo. «Hago una comida muy distinta, especial y elaborada para atraer precisamente a gente que quiero conocer». Anilú, además, estaba fascinada con la idea en sí misma. Sus amigos le regalaron el dominio lacocinaclandestina.com para hacerlo inevitable. Desde esa web, Tania y ella gestionan lo que de momento es una cita mensual y también una salida para su experimentación culinaria. «Para la próxima ocasión tal vez haga comida turca. Últimamente me obsesiona», confiesa.”

“La cocina clandestina nació en marzo de 2012 como una alternativa ‘distinta’ para los amantes de la gastronomía y de las nuevas experiencias. Una vez al mes abrimos nuestra casa para pasar un rato divertido y servir a nuestros invitados un menu que preparamos con ilusión y mimo. Detrás de esta cocina estamos dos amigas apasionadas por la comida y todo el ritual que la acompaña antes y después de sentarse a la mesa”

Por qué le auguro un futuro prometedor:

1.- La gastronomía es una experiencia para compartir, si a ello le agregamos la intriga de no saber dónde y con quién compartirás la velada gastronómica, le confiere un actractivo especial a la propuesta de valor y la experiencia se torna única, auténtica y memorable.

2.- Puede ser una experiencia a regalar a modo de pack de experiencias. La gente cada vez busca regalos originales y creativos.

3.- La creatividad y la innovación en el sector de la restauración es necesaria: bienvenidas nuevas propuestas por que el consumidor cada vez demanda este tipo de experiencias para compartir.

4.- Cocinar. Comer. Compartir: Una propuesta de valor diferente.

5.- Una propuesta de turismo creativos con propuesta de valor en la gastronomía experiencial que puede tener demanda en turistas que busquen nuevas y excitantes experiencias.

Nos vemos en una cena clandestina o a ciegas. Y si coincidimos, ya sabes, que quede en secreto.

Qué otras experiencias similares conoces. Compártelas.


Deja un comentario

De nuevo vuelve el Gastrofestival a Madrid para traer nuevas y excitantes experiencias gastronómicas.

De nuevo vuelve el Gastrofestival a Madrid para traernos nuevas y excitantes experiencias gastronómicas. Madrid está apostando por atraer un turismo gastronómico potenciando su oferta y es un claro ejemplo de cómo la colaboración, tan necesaria ahora entre lo público y privado, para permitir al Ayuntamiento de Madrid desarrollar importantes proyectos de dinamización económica y turística para la  ciudad de Madrid. Las marcas que buscan nuevos cauces de comunicación con su público y buscando nuevos formatos de patrocinio apoyan esta inicativa: American Express y  Mahou, junto a la colaboración de Lavinia y Elle, permitirán desarrollar la programación de esta nueva edición

Madrid Gastrofestival: turismo experiencial gastronómico

Madrid Gastrofestival: turismo experiencial gastronómico

Las principales novedades de esta cuarta edición, que volverá a contar con la participación de más de 300 establecimientos e instituciones, serán la incorporación  de “Ruta golosa”, Ruta del café de Colombia”, “La gastronomía en la música” y “Menús by Elle”. Nuevas temáticas a las que también se sumará la presencia,  por  primera vez, del Museo del Prado.

Con esta iniciativa, Madrid volverá a convertirse en una auténtica fiesta para todos  los sentidos, donde la gastronomía y la cultura irán de la mano y se descubrirán las  mejores propuestas turísticas que la ciudad pone al alcance tanto de visitantes como  de madrileños. Gastrofestival 2013 contará con un menú de seis platos principales:  “Experiencias sensoriales”, “Gastro cultura”, “Madrid gastronómico”, “Gastrofashion”, “Gastrosalud” y “Enocultura”.

¿Pero por qué Madrid apuesta por este tipo de eventos? Estas son algunas respuestas: 

1.- Captar al turista city break: El turista del siglo XXI es un turista de fin de semana. La tendencias es que cada vez más de moda, el city break es un viaje corto a alguna ciudad con atractivos turísticos que dura de 3 a 5 días. Los vuelos de bajo coste, las facilidades de transporte y el auge y la confianza en internet han impulsado este tipo de turismo. Además del crecimiento de población con mayor tiempo libre también ha tenido que ver en el auge de los city breaks.

Madrid apostó hace años por crear y apoyar una oferta de turismo city break: musicales como EL Rey León; La Noche en Blanco como macroevento cultural; PhotoEspaña, como evento de referencia en fotografía, son algunos ejemplos de captar esta tendencia.

2.- Captar al turista creativo y cultural: hay una demanda de turistas culturales que viajan por motivos creativos y culturales. Esta forma de turismo caracterizada por la participación de los visitantes en actividades artísticas y creativas que les permitan descubrir la cultura local gracias a la experimentación,  el aprendizaje o la representación.

En el año 2000, los investigadores Greg Richards y Crispin Raymond, tras observar su creciente evolución, inventaron el concepto  y lo definieron de la manera siguiente:

“El Turismo que ofrece a los viajeros la posibilidad de desarrollar su potencial creativo participando activamente a cursos o experiencias características del lugar de su estancia”.

 El Turismo Creativo es un campo en plena expansión del turismo cultural, basado en la colaboración creativa entre turistas y autóctonos con la finalidad de desarrollar experiencias participativas y creativas. Se considera un turismo de nueva generación, que añade al turismo cultural un paso más hacia la interacción.

Un turismo en el que el visitante tiene una interacción educativa, emocional, social y participativa con el lugar, su cultura y sus autóctonos. Los turistas se sienten en estos destinos como ciudadanos.”  UNESCO, 2006.

3.- Captar al turista experisumidor o de experiencias gastronómico: hay datos que detallan que más de 6 millones de turistas viajan a España por motivos gastronómicos. Madrid está apostando por captar a este turista que demanda experiencias turísticas menos convencionales. Un turista que busca inspiración con un componente creativo.

4.- Desestacionalizar el turismo: este tipo de iniciativas tratan de cubrir la demanda en épocas del año menos atractivas.

5.- Las marcas buscan espacios y eventos experienciales para conectar con sus clientes potenciales y actuales. EL firme apoyo de marcas com American Express, Mahoy, Lavinia son un claro ejemplo de que la propuesta es atractiva para las marcas: turismo experiencial gastronómico.

Un claro ejemplo de que la iniciativa público-privado en estos momentos es necesaria para lanzar proyectos que apuesten por adaptar la oferta a nuevas demandas tanto para los madrileños como los turistas nacionales e internacionales.

Qué otros ejemplos hay fuera de Madrid o de España.

Puede interesarte estos artículos del blog relacionados:

Cocinar, comer, convivir: un libro conectado con el marketing experiencial gastronómico

Paco Roncero: bienvenido a mi cocina y gastronomía experiencial y sensorial 

 


1 comentario

Cocinar, comer, convivir: un buen libro conectado con el marketing experiencial gastronómico

Mi primer post del año 2013 está en conexión con un aspecto de actualidad durante las fiestas de Navidad y año nuevo. La gastronomía es una actividad central y especial en estos días de celebración familiar y amigos. Casi tres semanas de cocinar, comer y convivir con amigos y familiares.

Por ello está dedicado  y conectado con la gastronomía y con el magnífico libro que acabó de terminar de leer y  escrito por el cocinero Andoni Luis Aduriz del resturante Mugaritz y el filósofo Daniel InnerarityCocinar, comer y convivir.  

El título, sugerente de por sí, es una reflexión y diálogo entre la filosofía y la gastronomía. Sobre los pensamientos de un cocinero y el acercamiento de un filósofo a la cocina. El maridaje es una mezcla que a priori parecería difícil de entender, pero después de su lectura, encuentras una alineación entre dos formas de entender la vida muy próximas para: convivir, comer y cocinar.

Cocinar, comer, convivir.

Cocinar, comer, convivir.

El libro arranca con un cita que nos pone en contexto rápidamente:

“El valor gastronómico sobre el valor alimenticio. El ser humano ha encontrado su espíritu en la alegría, y no en la pena. La conquista de lo superfluo proporciona una excitación mas grande que la conquista de lo necesario. El hombre es la creación del deseo, no de la necesidad”. Gastón Bachelard, Psicoanálisis del fuego.

El consumo actual a pesar de la crisis, en numerosas ocasiones es superfluo y no necesario. Pero aunque pueda existir una crítica hacia el marketing por provocar un consumo superfluo, el consumidor, no nos engañemos, demanda excitación más allá de lo necesario.

Resumiré de una manera breve la relación existente entre los postulados del libro con el marketing experiencial, para si el lector quiere profundizar en su lectura. Recomiendo el libro para todos aquellos que quieran una visión de la gastronomía cercana al marketing experiencial.

1.- Marketing de pensamientos: somos lo que comemos o somos como comemos. 

Uno de los autores con más reputación y uno de los que más he estudiado sobre marketing experiencial es Bernd H. Schmitt. El autor presentó hace años un nuevo enfoque revolucionario del márketing, cuyo objetivo fundamental es la gestión, creación y desarrollo de experiencias holísticas dirigidas a los clientes actuales y potencial y que lleven asociadas percepciones sensoriales, afectivas y creativas y que conecten con su estilo de vida.

Este nuevo marco estratégico innovador postula un nuevo concepto de marketing en el que creo firmemente y cuya idea fundamental es generar experiencias sensoriales (sensaciones), afectivas (sentimientos) y cognitivo-creativas (pensamientos), experiencias físicas y de estilo de vida (actuaciones) y experiencias de identificación social con un grupo o cultura de referencia (relaciones). 

Y es precisamente, en el contexto del las experiencias de pensamientos apuntadas por Schimitt donde creo que el libro del cocinero y filósofo se acercan al marketing experiencial gastronómico desde la “conquista de lo superfluo proporciona una excitación mas grande que la conquista de lo necesario. El hombre es la creación del deseo, no de la necesidad”.

Según Schmitt el objetivo del marketing de pensamientos es animar a los clientes actuales y potenciales a pensar creativamente, lo que puede dar resultado a una re-evaluación de la empresa y los productos.  El marketing de pensamientos tiene la posibilidad de aprovechar y a veces guiar, importantes cambios de paradigma en la sociedad, a medida que las personas reconsideran viejas suposiciones y expectativas.

En este contexto creo que el libro del cocinero pensador y el filósofo cocinero apuntan hacia un nuevo acercamiento hacia  la experiencia gastronomía del ser humano y el marketing de pensamientos.

La reflexión que apunta Aduriz cuando apunta “somos como comemos” es paralela con el postulado de “somos como pensamos” desarrollado por el doctor especialista en  liderazgo, comunicación y creatividad  Mario Alonso Puig cuando le escuché utilizar un metáfora y explicar un cita atribuida a Buda“acabamos convirtiéndonos en lo que pensamos”.   

Creo que las marcas que quieran abanderar un marketing experiencial con futuro deberán plantearse estrategias de comunicación que conecten con un consumidor que quiere ser más creativo e intelectualmente activo. No se trata de utilizar el marketing de pensamiento para alinearlo en el pensamiento único o manipular decisiones de compra; más bien las marcas deberán abonar un terreno para que los consumidores  se sientan auténticos, creativos y activos.

La gastronomía es un terreno perfecto para que las marcas exploraren un marketing de pensamientos y así lo apunta Aduriz en su libro: la comida puede ser y es un medio de comunicación, una actividad con significación religiosa, un medio de creación e identidad o cuando apunta: “comemos cultura, saboreamos leyes, ingerimos propósitos, bebemos artesanía y paladeamos razonamientos que, además, nos hace sentirnos vivos. 

2.- La dimensión simbólica de la gastronomía

En el libro se apunta también “que en todo producto hay al menos una pequeña historia envasada para que el consumidor compre también ese suplemento simbólico que tantas veces busca sin saberlo”.  El marketing experiencial apela precisamente también a la carga simbólica de los productos y a la inspiración o aspiración que producen ante los consumidores. En este sentido un consumidor creativo que considera la gastronomía como un espacio de realización y expresión personal.

Aduriz apunta que la dimensión simbólica de la alimentación se ha situado en el centro de interés de un tipo de comensal cada vez más extendido. Se trata de lo que podíamos llamar comensales creativos, para los cuales las decisiones alimentarias no se llevan a cabo de acuerdo con el dinero, el hambre o la tradición, sino en función de sus gustos personales. A lo que yo añadiría en función de sus aspiraciones o inspiraciones.

El marketing experiencial igualmente basa su éxito en una cierta carga simbólica para inspirar a los clientes. 

Un vídeo muy interesante donde el cocinero Aduriz habla de su filosofía y su pensamiento gastronómico:

3.- La gastronomía como una de las Bellas Artes

Una parte interesante del libro donde reflexionan sobre si la gastronomía puede considerarse como un arte.

“No se puede responder con un sí o un no, sino de manera más matizada. Todo lo relativo al comer se encuentra en un zona de frontera entre lo biológico y lo simbólico; hay un encuentro creativo donde comer no está tan en orden con la supervivencia, también con el buen vivir. El marketing experiencial y emocional conectan igualmente con el buen vivir, con las aspiraciones, con las emociones.

Como comentan en el libro los autores:  los hallazgos intelectuales o creativos más fascinantes de esta vida, suelen ser fruto de la reflexión cruzada, cuando abandonamos de nuestra propia especialidad, las seguridades adquiridas o la jerga que sólo entienden los compañeros del gremio y buscamos contraste con quienes tienen, de entrada, otros intereses y otras lógicas. 

Creo que el libro me ha aportado precisamente una reflexión cruzada entre la gastronomía y el marketing experiencial que aporta nuevas visiones, parámetros y métodos para postular un marketing experiencial de futuro y que avale el consumidor.

Cierto es, que se habla ya de turismo experiencial o gastronomía experiencial como un nuevo enfoque entre turismo y gastronomía. Y el libro puede ayudar a entender una y otra disciplina. No pretendo en este post analizar exhaustivamente el libro en conexión con el marketing experiencial; más bien que sea una palanca de reflexión o un punto de partida para que el lector se adentre en estas disciplinas.

Como apunta Aduriz el libro “surge comiendo y conversando. Lo que aquí está registrado es cómo se cuece el pensamiento y cómo se piensa la comida. Y es que casi todo lo importante que los humanos hemos hecho ha nacido en torno al fogón. donde se asientan amistades, se establecen las alianzas, y se urden conspiraciones. No hay nada valioso que no se produzca de algún modo en torno a la comida”. Sigamos disfrutando de por ello de lo que nos apasiona, en mi caso estoy descubriendo la gastronomía como filosofía y el marketing experiencial.

Por último hay una campaña de ING que nos emplaza a PENSAR y nos ofrece un espacio para ello:

Cada día estamos sujetos a miles de mensajes,
de ruidos, de estímulos,
de obligaciones,
de inmediatez.
 
Recuperemos el tiempo para pensar.  

Pensar…
Pensar es lo que nos hace grandes.
Pensar es lo que nos convierte en lo que somos.
Pensar es, en definitiva,
lo que nos hace decidir.

                                               Pues es tiempo de PENSAR, querido lector. Y como dijo Mario Alonso Puig:

                                         

      “La mente es como un paracaídas, funciona mejor cuando está abierta”

Espero que esta reflexión te ayude como un paracaídas…

Aquí dejo el video de ING PENSAR: