Consultor, formador y conferenciante en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience

Experto en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience.


Deja un comentario

Retail experiencial para vender sardinas en lata.

Mundo Fantástico da Sardinha Portuguesa.jpg

Mundo Fantástico da Sardinha Portuguesa: vender sardinas en lata al más puro estilo circense. 

Los entornos de retail espaciales se han convertido en verdaderos canalizadores e impulsores de la gestión de la experiencia de clientes potenciales y actuales.

Están surgiendo nuevos proyectos emprendedores en retail y las marcas están realizando un esfuerzo por innovar en los espacios físicos de venta, por su capacidad de contacto e interacción con el cliente y como vehículo fundamental para generar sensaciones y vínculos emocionales.

 

Acabo de conocer en el blog de Comercios innovadores de Bilbao un proyecto de retail para la venta de un producto que no deja de ser un verdadero comodity, pero que apuestan por la creación de una experiencia de compra con un espacio expositivo sensorial: Mundo Fantástico da Sardinha Portuguesa

Espacio expositivo con visita guiada sensorial

Es un concepto innovador donde se pone en valor un servicio para que el cliente actual y potencial conozca en profundidad y en detalle de las características de los productos poniendo todo el énfasis en los sentidos.

El cliente prueba y experimenta con los productos y sus prestaciones más destacadas de forma que la experiencia de compra pasa a ser una experiencia sensorial y de aprendizaje.

Dirigido a la zona de exposición de productos permite al cliente valorar sus opciones de forma cualificada además de suponer en sí misma una experiencia de interacción con el producto.

  • Propuesta dirigida a la zona de exposición del producto material, permitiendo que la visita adquiera mayor interés y atractivo para el cliente.
  • Dirigida a conocer y valorar de forma multisensorial las prestaciones más avanzadas de los productos.
  • Basada en acciones concretas y dirigidas que el usuario realiza con los productos.
  • Requiere de la participación de un profesional cualificado o del uso de tecnología y señalización que indiquen en cada momento las acciones y tareas que debe realizar el cliente.
  • Debe señalizarse en un soporte tecnológico el itinerario y las actividades de experimentación programadas.
  • No es recomendable realizar la visita guiada en todos los productos, se debe seleccionar la muestra de productos en la que más se perciben los cambios y los que incorporan nuevas prestaciones.

Se debe realizar una valoración multisensorial de diferentes productos:

  • Vista: ubicar al usuario en las siguientes posiciones y que mire el producto desde cada una de ellas: posición lateral, posición frontal inferior a los 15 cm, posición frontal superior a los 100 cm.
  • Olfato: Es necesario disponer de una peana para esta prueba. Ubicar un producto tratado con partículas que emitan olor durante la limpieza o que liberen fragancias. El cliente debe oler el producto y posteriormente oler un producto sin tratamiento.
  • Tacto: Ejercicio comparativo de diferentes texturas donde el cliente realiza las siguientes actividades: apoyar la palma de la mano durante 5 segundos y pasar la yema de los dedos por la superficie.
  • Oído: Ejercicio comparativo de diferentes texturas donde el cliente realiza las siguientes actividades: golpear con la uña y golpear con los nudillos de forma suave. Debe realizarse con al menos 5 materiales de diferentes texturas. Por otra parte puede exponerse un producto que disponga de microaltavoces integrados.
 Así lo definen algunas opiniones de clientes en Tripadvisor. 

Un lugar que atrae por su originalidad en pleno centro de Lisboa: 

Invita a visitarlo por lo colorido y original del local que parece una juguetería. Podríamos pensar que en cualquier momento seremos recibidos por O Senhor Willy Wonka das sardinhas Recomendable. Tanto si quieren comprar sardinas con su año favorito en la lata como para simplemente visitarlo

Recomendable verlo: 

No es una atracción turística pero es recomendable ir a verlo aposta ya que paseas por la zona y tiene cosas alrededor para ver. Es una tienda muy curiosa que llama la atención por su gran presentación así que no está de más verla. 

Aquí explican el proyecto:

Un espacio sensorial que atrae a turistas 

La experiencia sensorial está apalancada en un atractivo packaging, la música, la decoración, los colores y hasta el vestuario de los empleados, que llaman poderosamente la atención e invitan a entrar para conocer este mágico lugar con temática circense.

Resulta curioso saber que, en realidad, esta tienda solo vende latas de sardinas con idéntico contenido. Lo único que cambia es el color de la lata y el año que aparece elegantemente impreso en la parte superior de cada una.

Diferenciarse o morir

Cómo consiguen que numerosos turistas y locales se agolpen delante de sus estanterías, precisamente en una ciudad en la que abundan los establecimientos de latas de conservas?

La presentación del producto, la magia que transmite el local, es una de las claves de esta propuesta de retail experiencial. 

Todo vale y todo influye a la hora de crear una experiencia de compra positiva. Además, el hecho de poder comprar una lata con un año impreso, un año que sea importante para el comprador, aún aporta más valor añadido al producto y consigue ese sentimiento de pertenencia que tanto se valora.

Captura.JPG

Otro dato curioso es que a la hora de pagar, en la caja te entregan un pasaporte que te da derecho a un regalo al conseguir el sello de las demás tiendas del grupo.

Así que ya sabes, a veces hay que dar la lata para vender un producto y que la percepción cambie radicalmente. 

 

Anuncios