Consultor, formador y conferenciante en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience

Experto en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience.


Deja un comentario

ElRubius lo deja y mi hijo de once años quiere ser youtuber

 

dream

ElRubius lo deja y mi hijo quiere ser youtuber 

Mi hijo de 11 años, tiene un sueño: quiere ser futbolista o youtuber. No sé, si a los que sois padres, os pasa lo mismo. En nuestra época, con 11 años, creo que no teníamos este tipo de aspiraciones.

Nuestro mundo visual se circunscribía a dos canales de televisión y eso sí, las redes sociales era la calle. Yo le pregunté hace poco a mi hijo, que por qué quiere ser youtuber;  porque futbolista ya sé la respuesta.

ÉL me argumenta que, le ha dicho un amigo suyo. que no hay que hacer nada y puedes ganar mucho dinero. La verdad que me llama la atención, por no decir preocupación; que ésto se instale en una generación de niños, que tendrán que liderar España dentro de 30 años.

Quizás pueda parecer exagerado, no sé la verdad. No voy a criticar que no sea, admirable o loable, ser youtuber; pero sí me preocupa la percepción de que, sin apenas esfuerzo, puedes ganar mucho dinero.

Y creo sinceramente, que esta cultura, del poco esfuerzo, se está instalando de manera alarmante, en muchos jóvenes, que ven el fútbol o internet como la gallina de los huevos de oro. 

Otro ejemplo que igualmente me impacto, es una conversación de un camarero hace unos días en un Starbucks, comentando con un cliente lo siguiente: 

“Mira, yo he estudiado publicidad, durante cinco años de mucho esfuerzo, pero soy más feliz trabajando en esta marca de camarero,  que hace unos meses en trabajando en agencia de publicidad, con horarios leoninos, y era muy estresante: encima te pagaban menos”

La verdad, algo estamos haciendo mal como sociedad, para que un joven, que creo más o menos rondaba los 30, piense de ésta manera. 

Pero más allá de estas anécdotas, acabo de conocer una noticia que realmente me ha dejado impactado, la verdad. Y me ha servido de inspiración para este post.

La noticia de que el youtuber español, más exitoso y que fue incluido por la prestigiosa publicación; Time, como uno de los “líderes de la próxima generación”, ha decidido abandonar su canal temporalmente por prescripción médica.

Él mismo lo ha contado en un video que ha subido a su canal de Youtube, que casi tiene ya 5 millones de visitas,  en el que ha explicado los problemas mentales y físicos que sufre desde hace tiempo y que se han acrecentado en el último año.

Llevo 7 años haciendo esto sin parar

“Soy una montaña rusa, que intenta tapar todo con humor, y tengo rachas buenas, rachas malas, como todos los seres humanos de este planeta. Últimamente no me estoy encontrando muy bien. Me está costando más ponerme delante de la cámara, grabando videos, como he estado haciendo estos 7 años”

Realmente, tremendo y preocupante, que este joven sienta tanta presión, cuando a su edad, debería estar, creo que en otros entornos profesionales, que si bien pueden ser estresantes, creo que no llegarían a este nivel. 

No sé el impacto que tendrá esta decisión en sus seguidores, que seguro ya están pensando en su vuelta. Pero deberíamos reflexionar como padres y profesionales del marketing y comunicación, qué parte de responsabilidad nos atañe. 

Y digo responsabilidad, porque somos nosotros los que planteamos estrategias basadas en influencers, que creo algunas veces  están sobre valoradas.

Tampoco sé si esto, no forma parte de una estrategia para ganar más notoriedad, la verdad quiero pensar que no, pero yo no pongo la mano en el fuego por nada ni nadie.

Hace unos meses escuché en una ponencia en un evento de marketing que:

El 70% del engagement de las marcas, proviene del trabajo que se hace con influencers. Director de comunicaciones globales Adidas

Y claro semejante titular, hace que todos estemos pensando cómo plantear engagement para nuestros clientes: algo lógico por otra parte. 

Bueno, lejos de adoctrinar, sí creo que es necesario una autocrítica personal y profesional. Como padre, me preocupa sinceramente, mi hijo. Y creo que todos deberíamos hacer el esfuerzo de pensar qué estamos haciendo, para mitigar este tipo de percepciones y pensamientos  que tienen nuestro jóvenes.

En fin, para mi, este espacio me ayuda a pensar y reflexionar. Y esta media hora que he estado invirtiendo para realizar este post, me ha despejado algunas dudas y seguir reflexionando, para que mi hijo sea futbolista o youtuber.

Como padre, creo que mi hijo tendrá que tomar sus propias decisiones y yo, no pondré reparos a lo que él decida su futuro profesional. Pero al menos, intentaré dotarle de suficiente pensamiento y juicio critico para que, asimile este tipo de noticias y que pueda tomar decisiones más reflexionadas y midiendo sus consecuencias. 

No tengo nada en contra de ningún youtuber, como tampoco tengo nada en contra de bloggers, que igualmente son influencers y prescriptores: como lo soy yo con este blog.  Y pueden ser profesiones tan dignas, como ser médico o publicista. 

Pero sí, deberíamos reflexionar qué papel deben jugar estos profesionales en las estrategias de marketing y por qué tienen esa presión.

En fin. Ya veremos cuánto tarda en volver el mítico Youtuber, que también desde aquí valoro su decisión y soy consciente del trabajo duro que habrá detrás de su trabajo y lo que le ha costado llegar donde está. Se lo ha ganado a pulso. Es el Rolando de los Youtuber.

Espero que este tiempo de relax le ayude para reflexionar como profesional y sobre todo como persona y que se recupere pronto Suerte ELRubius.

Y aquí dejo algunos de los miles de mensajes de ánimo que le están dejando sus seguidores.

Captura.JPG

Captura.JPG

Esto sí que es preocupante: la cantidad de falta de ortografías,

Captura.JPG

Anuncios


Deja un comentario

Monólogos en clave de turismo de experiencias

 

turismo rural

El turismo experiencial en el entorno rural. 

Seguro que los lectores de este blog de mi generación, que rondamos los 50 recordarán con añoranza la serie Crónicas de un pueblo. 

Una serie de Televisión Española emitida en España entre 1971 y 1974 y que narra la vida cotidiana en un pueblo de España. Con guion de Juan Farias, es la primera serie dirigida por Antonio Mercero para TVE.

La serie, narraba la vida cotidiana y los problemas de un pueblo de Castilla, Puebla Nueva del Rey Sancho, aldea ficticia, ya que en realidad la serie fue grabada en Santorcaz, cerca de Madrid.

Los principales personajes eran el alcalde, el cura, el cabo de la Guardia Civil y el maestro; otros personajes también protagonistas eran el alguacil, el cartero, el conductor del autobús, la boticaria y los niños de la escuela. La serie comenzó a emitirse en 1971 y permaneció tres años en antena con gran éxito.

Todo un icono televisivo, que quedará en el imaginario colectivo de mi generación y que mostraba una España, en plena etapa de desarrollo, que por cierto ahora añoramos, por el declive rural.

Monólogos en clave de turismo experiencial o de experiencias. 

Pablo Chiapella El paisano Monólogos en claves del turismo experiencial

Pablo Chiapella El paisano Monólogos en claves del turismo experiencial

Pero no vengo a hablar sobre Crónicas de un pueblo, aunque me ha servido de inspiración y de introducción de este post. La reflexión viene dada en otros términos.

Acabo de ver el primer capítulo de un nuevo programa, llamado EL Paisano, que bien pudiera decirse, que se ha inspirado en cierta manera, de aquel Crónicas de un pueblo. 

«Para mí, el pueblo es un mundo sabio, auténtico y divertido. Ahora vivo en Madrid, pero el cuerpo me pide pueblo. Vosotros ya me conocéis, ahora me toca a mí conoceros a vosotros».

Con esta declaración de intenciones ha sido la presentación de Pablo Chiapella «El Paisano», un nuevo programa de La 1 que he tenido la oportunidad de ver el primer capítulo y que realmente me ha fascinado. Y que además, lideró en su estreno la cuota de pantalla, con un 12,2% de cuota con casi dos millones de espectadores.

El conocido actor y cómico descubrirá, doce pequeños municipios rurales de la geografía española. 

Convivirá 48 horas con sus habitantes para descubrir la esencia de cada localidad y, al final, dedicará un monólogo personalizado a sus anfitriones.

El turismo experiencial necesita de personas que hagan de anfitriones y de protagonistas. 

Pablo Chiapella conduce su jeep rumbo al Pirineo de Navarra; su destino es Burgui, un pintoresco pueblo de montaña del valle del Roncal, en Navarra.

En Burgui, nuestro paisano va a pasar 48 horas compartiendo algo que es la esencia del turismo experiencial:

Compartir tiempo de calidad con las personas locales del destino a través de historia que conectan emocionalmente.

Durante su estancia en Burgui, Pablo vivirá experiencias de lo más increíbles; con Pedro aprenderá a esquiar sin nieve, con las chicas de oro se convertirá en un crack del Poquino, también tendrá tiempo de hacer esculturas con una motosierra y, como colofón final, se dedicará a alimentar a un centenar de buitres hambrientos.

Burgui, cuenta con unos paisanos fuera de lo normal y con un río que es el orgullo del pueblo, el Esca.

Este río forma parte de la vida de los burguiarras, quienes han obtenido muchos beneficios de sus aguas, aunque no todo han sido buenos momentos.

Y así se lo cuentan Tomàs, Visi, Elena e Isai a Pablo.

Todas las experiencias vividas e historias explicadas por los paisanos de Burgui, Pablo las recogerá en un monólogo en el que contará, con una fuerte dosis de humor, su paso por este pueblo navarrense.

El turismo experiencial necesita igualmente de anfitriones, o lo que es lo mismo personas locales del destino que quieran intercambiar inquietudes e historias, con viajeros que quieren conectar.

E igualmente necesita de historias para conectar con la audiencia: un storytelling que sea el hilo conductor de la experiencia.

Recorrerá la geografía de España captando la esencia de los anfitriones 

El único requisito principal para que «El Paisano» hiciera escala en una localidad era que tuviera menos de 1.000 habitantes y un puñado de buenas historias que contar. Y que doy la enhorabuena, porque el resultado es realmente enriquecedor.

Estos serán creo las localidades que creo incrementarán su notoriedad como destinos turísticos: Burgui (Navarra), Almonaster La Real (Huelva), Canillas de Aceituno (Málaga), Calabardina (Murcia), Sotés (La Rioja), Torrellas (Zaragoza), Tazones (Asturias), Artenara (Gran Canaria), La Alberca (Salamanca), Motilleja (Albacete), Cofrentes (Valencia, al que dedicará dos programas) y Sardiñeiro de Abaixo (A Coruña). 

El turismo experiencial: conectar con las emociones del viajero 

Y es que igualmente, la esencia del turismo experiencial, que vengo evangelizando desde hacer casi más de 7 años, es esa: ser capaz de conectar con las emociones del viajero.

Aunque se habla mucho de que el turismo experiencial es la concepción del turismo como experiencia humana, creo que tiene que ir más allá.

Esa experiencia tiene que transformar de alguna manera al viajero. Pero cada persona tiene que buscar, o mejor dicho encontrar, qué experiencia le va a transformar de manera más auténtica y memorable.

De ahí la dificultad de este tipo de propuesta. No sirve cualquier experiencia y no puede convertirse en un cajón de sastre, donde tenga cabida cualquier propuesta. 

Evidentemente, la experiencia es objeto esencial del viaje, pero como siempre digo:

La experiencia es importante, pero el contexto es la clave.

Y en este programa, han encontrado un contexto singular y peculiar: pero quizás las personas que vean el programa, tengan la motivación y quieran visitar y conectar con el destino a través del los personajes que aparecen en la serie.

El viajero del siglo XXI, en cierta manera, necesita experimentar los destinos más allá del “ver” y “estar”: al “hacer” y “aprender”: la única manera que creo pueden otorgar a esa experiencia y vivencia  un significado memorable y auténtico.

Difícil pero no imposible.

Como comenta Pablo:

De sus andanzas rurales sacaba el material para su monólogo final, un discurso «lleno de emociones», no todas en clave de humor.

«Igual contamos un chiste que hablamos de una pérdida brutal, y como todos se conocen y son una piña, se crea un clima especial», recuerda el cómico, que aún se manda Whatsapps con algunos de sus anfitriones.

Palanca emocional en un escenario experiencial para plantear un branded content para promocionar un destino turístico. 

Escenarios experienciales y palancas emocionales son los recursos estratégicos y creativos que propongo en mi metodología llamada Hosperience, para el desarrollo innovador de productos de turismo experiencial.

Nos ayudan a conectar con las emociones y sensaciones de nuestros viajeros y/o huéspedes actuales y potenciales.

Así, hay identificarlas y cualificarlas: existen numerosas palancas emocionales que podemos aplicar como son entre otras: la sorpresa, la intriga, el acceso a espacios restringidos, la dramatización de la experiencia, la socialización a través de la creación de comunidades de marca o la sensación de ser protagonista, entre otras.  

E igualmente necesitamos de un adecuado escenario experiencial: como es el espacio, recurso estratégico en el contexto donde vamos a desarrollar la experiencia; en este caso pueblos rurales de menos de 1000 habitantes muy singulares y con historias. 

Así en este caso, creo que el programa  activa una palanca emocional como es la socialización de las historias de los locales, ya que son los locales, los verdaderos protagonista. Cuentan su historia vital, en un escenario como es un programa de TV, magníficamente conducido por Pablo,

Así que, podríamos considerar como un contenido de entretenimiento, para dar a conocer un destino a través de una estrategia de branded content. 

Branded content turístico: construir audiencias para captar turistas

Ya he hablado en otras ocasiones de cómo el branded content  es una estrategia de marketing y comunicación que apuesta, por la co-producción y creación ad-hoc del contenido para transmitir atributos y valores de una marca destino.

Es una tendencia en auge que seguro se incrementará en las estrategia de marketing turístico, por parte de muchas marcas y destinos turísticos.  para compartir experiencias, conectar emocionalmente, generar contenidos de entretenimiento para generar conversaciones a través de medios tan diversos como el audiovisual, musical o editorial. 

Se trata de un contenido desarrollado por la marca con la intención de aportar un valor sobre todo educativo o de entretenimiento al consumidor: en este caso turistas potenciales. 

A través del Branded Content, además, se puede rescatar a públicos olvidados como detalla, Javier Regueira, uno de los profesionales con más autoridad y experiencia en este concepto de comunicación y marketing.

Hay que  respetar la esencia del Branded Content: Branded por un lado y Content por otro”. Y explica, “Branded, ‘de marca’, porque paga una marca y, por tanto, un contenido de marca debe empezar por un trabajo de planificación estratégica de Branding, de dar forma a un territorio que encarne el ADN de la marca y lo que se quiere comunicar.

Y, en cuanto al Content, de nada sirve definir los elementos con los que la marca cuenta para narrar su historia, si luego esta historia es irrelevante para el consumidor. Así, el contenido debe ser creado por especialistas en creación de contenidos, cuyos perfiles no suelen coincidir con los perfiles de los creadores tradicionales de anuncios”.

Aunque el caso, que nos atañe, quizás no podamos considerarlo como un enfoque puro en el  branded content, sí me sirve para reflexionar que, los destinos turísticos, necesitan incorporar este tipo de estrategias, que por un lado creo que, crean marca o branding y deben crear una historia con un contenido de entretenimiento relevante para el potencial turista.

En resumen: 

1.- No sé si este programa pondrá de moda estos destinos, pero sí estoy seguro que tendrán mayor notoriedad y seguro que más viajeros y turistas, que quieran conocer los destinos que se programarán en el futuro. Dos millones de españoles conocen ya Burgui.

2.- Creo que los destinos turísticos, necesitan de un cambio de paradigma en sus estrategias de comunicación y marketing y el branded content, será el camino para cubrir determinado objetivos de comunicación.

3.- Me parece una gran apuesta de RTVE por apostar por este tipo de contenidos y programas: se agradece el tono humorístico, el storytelling planteado. las historias, personajes, y en un formato dinámico, muy bien llevado por Pablo. 

4.- No hay que olvidar que Pablo, que da vida a Amador, en la ficción de la serie, ·Aquí no hay quien viva, otorga al programa un plus de conexión emocional con la audiencia y sobre todo, lo más importante, con los locales protagonistas del programa. 

Enhorabuena al RTVEpor este tipo de iniciativas, a todo el equipo de producción y en especial al actor que está realmente fantástico en su papel de presentador y facilitador de historias y de propuestas de turismo experiencial.

Y no sé a ti, pero a mi me están entrando ganas de visitar este verano para conocer Burgui

Además. tienen una Fiesta que es de Interés Turístico Nacional, que tiene lugar todos los años en estas fechas, consiste en el descenso de varias almadías por el río Esca durante un recorrido que termina en el puente medieval de la localidad Navarra de Burgui tras el salto de la presa. Nos vemos en Burgui.

Nos vemos en Burgui y esperando el próximo capítulo.


Deja un comentario

La realidad virtual en turismo: la experiencia memorable que te lleva a viajar al pasado.

rv

La realidad virtual en turismo experiencial

Acabo de conocer que los visitantes del Teatro Romano de Cartagena, Murcia, podrán disfrutar a partir de mañana de las visitas guiadas con gafas de realidad virtual, para conocer cómo era inicialmente este espacio.

Según detallan es “un proyecto único en España, considerado la primera implementación práctica de realidad virtual utilizada para visitar un conjunto arqueológico y una firme apuesta por la innovación que coloca al Teatro Romano a la cabeza en la aplicación de las nuevas tecnologías en el ámbito de la cultura”.

El Teatro Romano de Cartagena en realidad virtual

Ni que decir tiene que la realidad virtual aporta un plus de experiencia a cualquier recurso y destino turístico.

Cualquier destino experiencial que se precie debería dotar de una experiencia de viajar al pasado, ya que es un excelente palanca emocional. Y el turismo necesita de escenarios que conecten con las emociones y sensaciones del turista de manera singular y auténtica.

Y ahora que se habla tanto de destinos inteligentes, es hora que se avance en proyectos de realidad virtual como el detallado.

La experiencia memorable y auténtica de viajar al pasado

Algo que nos fascina a todos los seres humanos es poder viajar al pasado. Es una palanca emocional realmente poderosa, ya que de esta manera puedes entender tu presente y reinterpretar tu presente.

Poder experimentar cómo se vivía en épocas anteriores, es motivante en sí mismo. Poder revivir ese tiempo mientras recorre una ciudad gracias a la aplicación de la realidad virtual o aumentada es un recurso realmente poderoso. Yo mismo pude experimentar en la pasada feria de Fitur algunos ejemplos muy enriquecedores.

Imagina el Coliseo en Roma y que, con solo apuntar con la pantalla del móvil, aparezcan personajes y situaciones de la época romana que muestran cómo era la vida allí o a través de una gafas poder estar casi en vivo y en directo.

Incluso hubo una marca como Cafés La Estrella que lanzó un proyecto para recuperar la experiencia de viajar al pasado, lanzando la primera agencia de viajes en el tiempo.

Ahora que estamos en vísperas de Eurovisión, te llevaban al Eurovisión de 1968, toda una experiencia.

La experiencia única de jugar: gamificación

Pero para completar la experiencia de viaje, además pueden convertirlo en un juego en el que la interactividad con el turista es clave. Por ejemplo, imagina ir acertando preguntas geolocalizadas sobre las esculturas o edificios que vas conociendo, además de aprender algo sobre la ciudad puedes divertirte en el proceso.

O también, poder hacer fotos de los lugares emblemáticos de un destino con elementos que le puedan dar un toque más divertido.

La experiencia auténtica de  un nieto que recrea el viaje de su abuelo y hace las mismas fotografías. 

Christian Carollo es un viajero del tiempo con su proyecto: hace tres años este fotógrafo de Filadelfia encontró una caja que le pertenecía a su abuelo. En ella había fotografías de la costa de Oregon, lugar que tenía planeado visitar la semana siguiente.

“Me pregunté: ¿qué pasaría si hiciera las mismas fotografías que mi abuelo tomó hace 30 años?, ha escrito Carollo en su blog.

Desde entonces Carollo no ha parado. Ha estado viajando por Estados Unidos tomando las mismas fotografías que su abuelo hizo en 1970 y 1980. El recorrido ha incluido hasta ahora desde Parques Nacionales en Carolina hasta pueblos en la Costa Este.

Para saber exactamente donde detenerse ha utilizado los diarios de viaje perfectamente detallados de su abuela. Es, sin duda, una aventura fascinante y llena de amor.

Por supuesto, algunos lugares son ahora completamente diferentes que hace 30 años. Pero, sorprendentemente, algunos siguen siendo idénticos.

 

 

La experiencia de descubrir los lugares que visitemos tal y como los conocieron sus anteriores moradores.

Otro proyecto interesante y sea cual sea el destino, es el puesto en marcha por Asma Jaber y Sami Jitan se han propuesto que podamos descubrir los lugares que visitemos tal y como los conocieron sus anteriores moradores.

Que tengamos la posibilidad de comparar las estampas actuales con las del pasado y ver cómo el tiempo ha hecho mella en una ciudad, una calle o un simple edificio.

Para ello, estos emprendedores estadounidenses de origen palestino han creado Pivotuna app que nos permitirá viajar al pasado y ver en la pantalla de nuestro teléfono móvil cómo eran antaño los escenarios que tenemos ante nuestros ojos.

Basta con tomar una fotografía del lugar en el que estamos y, si el escenario está presente en la base de datos de la plataforma, tendremos la oportunidad de ver qué aspecto tenía algunos años atrás.

Si Asma Jaber decidió iniciar este proyecto y convencer a su pareja para ponerlo en marcha fue para internar recuperar las imágenes de aquellos pueblos de Palestina en los que su padre creció, lugares que, a causa de los conflictos fronterizos, fueron derruidos.

Así trataba de reconstruir aquellas escenas que su antecesor, que tuvo que exiliarse para recalar en Estados Unidos allá por 1971, le contó durante su vida. “La primera vez que visité Palestina después de que mi padre falleciese, me sentí perdida.

Sin él, no tenía la capacidad para apreciar la rica cultura e historia que había bajo mis pies”, relata Asma.

PIVOT the World

 

Así que ya sabes…no olvides que todos tenemos un pasado y alguien querrá viajar alguna vez.

Y más adelante realizaré otro post, sobre viajar al futuro…que será de igual de fascinante, pero eso es otra historia.