Consultor, formador y conferenciante en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience

Experto en marketing experiencial, turismo experiencial y customer experience.


Deja un comentario

Cómo te puede ayudar el marketing emocional y experiencial a enfrentarte al síndrome postvacacional

Hoy no me puedo levantar

Hoy no me puedo levantar. Foto Pixabay 

Si padeces síndrome postvacacional, no te preocupes estás dentro del 30% que lo padecemos.

No te preocupes, quizás cuando leas este post, estés dentro del 30% de trabajadores españoles que padecerán los próximos días el síndrome postvacacional.

Según Adecco, el 30% de los trabajadores españoles está sufriendo o sufrirá el síndrome postvacacional al reincorporarse al trabajo tras el período de vacaciones de verano.

El síndrome o depresión postvacacional se caracteriza por una sensación de falta de energía, motivación o tristeza que tiene lugar en la vuelta al trabajo, causada por la ruptura del proceso de adaptación o transición entre el tiempo de ocio y descanso y la rutina laboral.

No en vano, he realizado una búsqueda en la herramienta de tendencias de google trends y está meridianamente claro que es un tema recurrente cada finales de agosto y primeros de septiembre.

síndrome postvacacional

Síndrome postvacacional

Yo desafortunadamente, llevo reincorporado casi 10 días y creo que no lo he sufrido en absoluto.

Y motivos hay claro, ya que este verano de 2018 ha sido realmente especial y motivador por circunstancias personales y profesionales, que hacen que la vuelta no sea complicada.

Ya escribí un post similar en 2015 ya ahora quiero de nuevo compartir reflexiones sobre este tema.

Me he parado a pensar y reflexionar, si realmente los conceptos del marketing y turismo emocional y experiencial pueden ayudarte a que tu vuelta a la rutina profesional y personal sea más llevadera.

Si al menos te sirve de inspiración y te ayuda, bienvenido sea. Aquí te dejo mis reflexiones y alguna que otra recomendación.

 

“Más vale reír en una choza, que llorar en un palacio”.

Anónimo.

1.- Practica el humor:

En marketing emocional y experiencial apostamos por las actuaciones y relaciones como palancas emocionales para conectar con nuestros húespedes o clientes.

Su objetivo se centra en crear experiencias de cliente relacionadas con los aspectos físicos y sensoriales (cuerpo del sujeto, acciones motoras y señales corporales), las pautas de comportamiento y los estilos de vida, así como en las experiencias que suceden como resultado de interactuar con otras personas.

Y aquí te recuerdo algo de este gran maestro del humor y la risa…

Resultado de imagen de charlie chaplin frase sobre el humor

Y el humor es utilizado frecuentemente para generar experiencias únicas y sobre todo auténticas.

Así que ya sabes, practica el humor como antídoto del stress postvacacional y para interactuar con compañeros o familia. Y hasta contigo mismo.

Quizás tengas la suerte de encontrar a Leo Harlem para que consiga arrancarte una sonrisa. Si no, mira lo que realizó una marca apostando por el marketing de actuaciones y el humor para interactuar con sus potenciales o actuales clientes.

Leo Harlem en el síndrome post vacacional

Leo Harlem en el síndrome post vacacional

 

Lo que no tiene impacto emocional no se almacena en la memoria.

Y además hoy en día las redes sociales están llenas de talentos ocultos, que comparten su vena humorística y para muestra un botón.

humor.jpg

2.- Recuerda los buenos momentos: rememorando que es gerundio. 

Realmente es cierto que lo que no tiene impacto emocional no se almacena en nuestra memoria. Seguro que recuerdas algún momento con mucho impacto en tus vacaciones que se almacenará en tu memoria de por vida.

Un estudio de la Universidad Estatal de San Francisco (Estados Unidos) ha encontrado que la clave de la felicidad radica en generar recuerdos en base a experiencias y vivencias personales (como viajar) y no comprando bienes materiales de manera compulsiva. Por ello, en marketing experiencial apostamos por la experiencia que generan los recuerdos.

La investigación publicada en el ‘Journal of Positive Psychology’ afirma que la gratificación instantánea generada al adquirir objetos como ropa, zapatillas o joyas caras es únicamente pasajera. Por el contrario, al crear experiencias que perduren para siempre (y podamos recordar y comentar posteriormente) estamos invirtiendo a largo plazo en un futuro verdaderamente feliz.

“Compramos cosas para ser felices, y tenemos éxito, pero solo por un tiempo. Las cosas nuevas son emocionantes para nosotros al principio, pero luego nos adaptamos a ellas”, explica el investigador Thomas Gilovich.

Pues así que ya sabes, recuerda los buenos momentos de tus vacaciones que es donde radica la verdadera felicidad. Eso sí, también puedes darte un capricho en forma de objeto.

Yo por mi parte y través de este post, me ha dado la oportunidad de rememorar algunos buenos momentos de este verano 2018 tan especial. 

Son momentos sencillos, espontáneos, despojados de vanidad viajera y con conexión emocional.

Este verano ha sido muy viajero y he tenido la fortuna de disfrutar de Cuenca de nuevo (ciudad mágica y muy especial para mi, que visito una vez al año); Navarresvisca (En Ávila, pueblo de mi madre)Ciudad Real (Socuéllamos, pueblo de mi Padre), El Ejido en Almería (visita a mis primos) , La Alberca, El Cabaco y Mogarraz en la Sierra de Francia (visita a mi gran amigo Marcelino). 

Aquí un pequeño resumen con algunas fotos especiales, que me ayudan a superar el síndrome post vacacional, si es que he llegado a padecerlo, que creo sinceramente NO. 

campo de girasoles

Campo de girasoles, camino a Cuenca.

Captura

En Cuenca, estampa de ternura de la octogenaria y su gato.

Hijos

Uno de los motores de mi vida: Sofía y Guillermo. Tanto monta, monta tanto.

castillo almería

En Cabo de Gata: castillo fortaleza en el Playazo, Rodalquiar. Carlos III ordenó en 1764 la construcción de la fortaleza que tenía el objetivo de defender los recursos auríferos de las Minas de Rodalquilar frente a los ataques de los piratas berberiscos.

Navarrevisca

Monto el cabezo desde repetidor en Navarrevisca, ÁVILA.

niños

Estampa infantil en Mogarraz, en plena Sierra de Francia, Salamanca.

Y también hay que recordar algunos momentos pasados, y recuerdos este  en mi viaje a La Palma con motivo del blogtrip #EscuchalaPalma hace unos años y las experiencias y emociones vividas.

Mar de nubes

Mar de nubes

Algunas marcas son conscientes que en marketing experiencial hay que generar experiencias y el deporte es un buen aliado.
Mira lo que hizo una marca hotelera para generar un experiencia auténtica y memorable. El Director de hotel anima a hacer deporte a sus huéspedes, pero no se queda ahí la propuesta, él es el primero que predica con el ejemplo. Brillante y creativa acción.

En esa película, Nicholas Van Orton (Michael Douglas), un multimillonario hombre de negocios que lo tiene todo, en el día de su cumpleaños, su hermano Conrad (Sean Penn) le regala una tarjeta de invitación de CRS; una compañía que, según afirma el hermano de Nicholas, te hace la vida divertida. Casi nada y además por primera vez. 

El mejor juego es aquel en el que no te das cuenta de que estas jugando.

Predicando con el ejemplo: hice algo por primera vez

Y aquí para predicar con el ejemplo y mitigar la ola de calor que tuvimos en Madrid a finales de julio, que otra cosa mejor que un buen chapuzón para refrescarme en las fuentes del skyline Madrileño.

José Cantero Gómez

Evidentemente necesitas una motivación para llevar a cabo esta máxima y en mi caso fue así: un motivo muy personal, que no viene al caso detallar.

Pero lo que sí te animo, amigo lector de este blog, que como me gusta comentar, te preguntes en tu día a día a seguir este precepto y te ayudará a superar el síndrome postvacacional:

Cuándo fue la última vez, que hiciste algo por primera vez.-

5.- Juega que algo queda.

No viajamos para cambiar de lugar, sino para cambiar la forma de pensar.

6.- Vuelve a viajar:

Sí, ya sé que parece una incongruencia, ya que acabas de aterrizar de tus vacaciones. Pero ahora lo que te propongo es que seas creativo y a lo que me refiero es que viajes por tu propia ciudad.

Muchas veces tenemos verdaderos tesoros en tu propia ciudad, pueblo o barrio por descubrir. 

Afila tu lado viajero y escudriña qué espacios o lugares hay en tu ciudad que te quedan por descubrir.

O atrévete a recorrer tu ciudad en bicicleta, seguramente la observarás de manera muy distinta. Yo hace años descubrí en Madrid este huerto urbano en el hotel Wellington, el mayor de toda Europa y donde después puedes saborear sus productos en su restaurante. Y las vistas son verdaderamente increíbles de Madrid.

Huerto Urbano en Madrid Hotel Wellington

Huerto Urbano en Madrid Hotel Wellington

Y si lo que realmente quieres viajar pues, más tarde o temprano lo harás. Yo ya estoy pensando viajar de nuevo a Tierras de Don Quijote.

Hasta entonces, yo de vez en cuando viajo por el Mundo con Daniel Landa, Director del documental Un mundo aparte. Te recomiendo que veas el vídeo. Te relajara durante cinco minutos.

Espero que al menos te sirvan mis consejos. Y si conoces algún remedio para superar el síndrome postvacacional, compártelo.

Gracias. Nos vemos viajando en lo que queda de 2018 y por supuesto los años venideros.  

Así que carpe diem y aprovecha el tiempo. Y como dijo una octogenaria a la pregunta de Risto Mejide en su programa, que cuántos años tienes: ella contestó, que los que le quedan por vivir, porque los que ya ha vivido, no cuentan ya para nada.

Anuncios


Deja un comentario

Cómo te puede ayudar el marketing experiencial a enfrentarte al síndrome postvacacional

Hoy no me puedo levantar

Hoy no me puedo levantar. Foto Pixabay 

Si padeces síndrome postvacacional, no te preocupes estás dentro del 30% que lo padecemos.

No te preocupes, quizás cuando leas este post, estés dentro del 30% de trabajadores españoles que padecerán los próximos días el síndrome postvacacional. Según Adecco, el 30% de los trabajadores españoles está sufriendo o sufrirá el síndrome postvacacional al reincorporarse al trabajo tras el período de vacaciones de verano.

El síndrome o depresión postvacacional se caracteriza por una sensación de falta de energía, motivación o tristeza que tiene lugar en la vuelta al trabajo, causada por la ruptura del proceso de adaptación o transición entre el tiempo de ocio y descanso y la rutina laboral.

Yo desafortunadamente, llevo reincorporado casi 20 días y creo que lo sufrí durante el primer día. Me he parado a pensar y reflexionar, si realmente el marketing experiencial puede ayudarte a que tu vuelta a la rutina profesional y personal sea más llevadera. Si al menos te sirve de inspiración y te ayuda bienvenido sea. Aquí te dejo mis reflexiones y alguna que otra recomendación.

“Más vale reír en una choza, que llorar en un palacio”.

Anónimo.

1.- Practica el humor:

En marketing experiencial apostamos por las actuaciones y relaciones. Su objetivo se centra en crear experiencias de cliente relacionadas con los aspectos físicos y sensoriales (cuerpo del sujeto, acciones motoras y señales corporales), las pautas de comportamiento y los estilos de vida, así como en las experiencias que suceden como resultado de interactuar con otras personas. Y el humor es utilizado frecuentemente para generar experiencias únicas.

Así que ya sabes, practica el humor como antídoto del stress postvacacional y para interactuar con compañeros o familia. Quizás tengas la suerte de encontrar a Leo Harlem para que consiga arrancarte una sonrisa. Si no, mira lo que realizó una marca apostando por el marketing de actuaciones y el humor para interactuar con sus potenciales o actuales clientes.

Leo Harlem en el síndrome post vacacional

Leo Harlem en el síndrome post vacacional

Lo que no tiene impacto emocional no se almacena en la memoria.

2.- Recuerda los buenos momentos: 

Realmente es cierto que lo que no tiene impacto emocional no se almacena en nuestra memoria. Seguro que recuerdas algún momento con mucho impacto en tus vacaciones que se almacenará en tu memoria de por vida.

Un estudio de la Universidad Estatal de San Francisco (Estados Unidos) ha encontrado que la clave de la felicidad radica en generar recuerdos en base a experiencias y vivencias personales (como viajar) y no comprando bienes materiales de manera compulsiva. Por ello, en marketing experiencial apostamos por la experiencia que generan los recuerdos.

La investigación publicada en el ‘Journal of Positive Psychology’ afirma que la gratificación instantánea generada al adquirir objetos como ropa, zapatillas o joyas caras es únicamente pasajera. Por el contrario, al crear experiencias que perduren para siempre (y podamos recordar y comentar posteriormente) estamos invirtiendo a largo plazo en un futuro verdaderamente feliz.

“Compramos cosas para ser felices, y tenemos éxito, pero solo por un tiempo. Las cosas nuevas son emocionantes para nosotros al principio, pero luego nos adaptamos a ellas”, explica el investigador Thomas Gilovich.

Pues así que ya sabes, recuerda los buenos momentos de tus vacaciones que es donde radica la verdadera felicidad. Eso sí, también puedes darte un capricho en forma de objeto.

Yo por mi parte, recordé los buenos momentos pasados en mi viaje a La Palma con motivo del blogtrip #EscuchalaPalma hace unos meses y las experiencias y emociones vividas.

Mar de nubes

Mar de nubes

El mejor juego es aquel en el que no te das cuenta de que estas jugando.

5.- Juega que algo queda.

No viajamos para cambiar de lugar, sino para cambiar la forma de pensar.

6.- Vuelve a viajar:

Sí, ya sé que parece una incongruencia ya que acabas de aterrizar de tus vacaciones. Pero a lo que me refiero es que viajes por tu propia ciudad. Muchas veces tenemos verdaderos tesoros en tu propia ciudad, pueblo o barrio por descubrir. 

Afila tu lado viajero y escudriña qué espacios o lugares hay en tu ciudad que te quedan por descubrir. O atrévete a recorrer tu ciudad en bicicleta, seguramente la observarás de manera muy distinta. Yo hace unas semanas he descubierto en Madrid este huerto urbano en un hotel donde después puedes saborear sus productos en su restaurante. Y las vistas son verdaderamente increíbles de Madrid.

Huerto Urbano en Madrid Hotel Wellington

Huerto Urbano en Madrid Hotel Wellington

Y si lo que realmente quieres viajar pues, más tarde o temprano lo harás. Hasta entonces, yo de vez en cuando viajo por el Mundo con Daniel Landa, Director del documental Un mundo aparte. Te recomiendo que veas el vídeo. Te relajara durante cinco minutos.

Espero que al menos te sirvan mis consejos. Y si conoces algún remedio para superar el síndrome postvacacional, compártelo. Gracias. Nos vemos viajando.